Costa Rica se hunde en una huelga de más de 10 días

La reforma fiscal que pretende implementar el Ejecutivo aumenta el impuesto sobre venta, grava la canasta básica y sube impuesto de renta.

Parte de los huelguistas se reunieron ayer en los alrededores de la Casa Presidencial, en San José.
Parte de los huelguistas se reunieron ayer en los alrededores de la Casa Presidencial, en San José. / Fotos: EFE

San José.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, urgió ayer la aprobación de un proyecto de reforma tributaria que busca contener un creciente déficit fiscal, en medio de una huelga de casi dos semanas en contra de esa iniciativa.

El mandatario se mostró confiado en lograr un acuerdo con los sindicatos del sector público para terminar con la huelga, iniciada el 10 de septiembre, con las negociaciones en marcha entre el gobierno y los trabajadores en paro.

“Yo a los costarricenses les digo que necesitamos resolver el tema fiscal, no hay un escenario (en el) que Costa Rica sale adelante sin esa solución”, dijo Alvarado sobre la reforma tributaria.

cr-costarrica3-220918(1024x768)
Hubo bloqueo de carreteras en otras zonas del país.

Representantes del gobierno y los sindicatos reanudaron ayer las conversaciones en busca de acuerdos que les permitan negociar el fin de la huelga, después de dos días sin entendimientos.

“Creemos en un proyecto fiscal que venga a mejorar las condiciones de la población costarricense, de la clase trabajadora”, dijo Luis Chavarría, dirigente del sindicato del seguro social. “Hicimos una propuesta muy concreta y esperamos que el gobierno nos dé respuesta”, agregó.

El ministro de Trabajo, Steven Núñez, dijo que la delegación oficial presentaría una contrapropuesta a los sindicatos para destrabar las discusiones.

cr-costarrica4-220918(1024x768)
Según una encuesta de la Universida de Costa Rica, 52% de los consultados apoya la huelga, 72% rechaza los bloqueos de vías, y 82% critica los obstáculos a la distribución de combustible.

El proyecto de reforma fiscal en debate en el Congreso sustituye el actual impuesto de ventas de 13% por un impuesto al valor agregado por el mismo porcentaje, que aumentaría la recaudación por incluir servicios actualmente excluidos. También grava la canasta básica con un tributo de 1% y aumenta el impuesto sobre la renta para los sectores de más ingresos.

Desacuerdo

Los trabajadores del sector público se declararon en huelga por considerar que el proyecto golpea a los sectores de menos ingresos y porque elimina algunos beneficios que encarecen la planilla estatal.

Miembros del gabinete negocian desde el miércoles pasado con la dirigencia sindical, con mediación de la Iglesia católica, para lograr un entendimiento para deponer la huelga.

cr-costarrica2-220918(1024x768)

Agencias calificadoras como Barclays y Moody’s recomendaron no invertir en deuda costarricense por la incertidumbre en torno a la reforma fiscal a causa de la huelga.

La huelga ha sido acatada en forma parcial por el sector público, pero trabajadores han bloqueado las carreteras más importantes del país y dificultado la distribución de combustible.

La Prensa