28/11/2022
09:50 AM

Más noticias

Yani Rosenthal, de exitoso empresario y figura política a perseguido por EUA

Tegucigalpa, Honduras.

“Si soy electo presidente de la República, enfrentaré los casos de corrupción para resolver los problemas de Honduras; pero para eso es necesario eliminar la impunidad porque esto es lo que permite que se dé la corrupción, porque quien comete el delito sabe que no irá a la cárcel”.

Con estas palabras un tanto premonitorias, posteadas un 2 de noviembre de 2012 en su cuenta oficial de Facebook, el abogado, empresario y exaspirante presidencial liberal Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo promocionaba su candidatura a la primera magistratura del país.

LEA: Según Robert Carmona, Yani Rosenthal se entregó en EUA y asumió responsabilidad

En su perfil público, el joven político se describía como una persona “respetuosa de la ley y de la institucionalidad del país, un hombre de negocios exitoso, con capacidad negociadora y con profundos valores de integridad, honestidad y compromiso”.

Eso ocurría justamente 16 días antes de las elecciones internas de ese instituto político que designó a Mauricio Villeda a la nominación presidencial para los comicios de noviembre de 2013 y que al final dejó a Rosenthal al margen de la carrera presidencial.

Era su primer intento formal de postularse la Presidencia de la República, cargo que buscó sin éxito en repetidas ocasiones su padre Jaime Rosenthal Oliva, sobresaliente banquero y político catalogado como uno de los hombres más ricos de Honduras y Centroamérica.

Hoy, a casi cuatro años de esa incursión presidencial, el nobel aspirante presidencial, su padre y su primo Yankel enfrentan la implacable justicia de Estados Unidos, tras ser señalados por el Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Lavado de Activos (Ofac) como miembros activos en el tráfico de drogas y lavado de activos.



El 7 de octubre pasado, el Departamento del Tesoro de EUA por medio de la Ofac anunció la acusación de Jaime Rosenthal Oliva, Yani Rosenthal Hidalgo y Yankel Rosenthal Coello, así como siete empresas del Grupo Continental, como traficantes de narcóticos, conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico ( Ley Kingpin).

Desde ese día, todo ha sido una pesadilla para la familia Rosenthal, la que, además de perder su credibilidad e imagen forjada en más de 80 años de vida empresarial, ha visto desmoronarse como un castillo de naipes su enorme y multimillonario emporio económico que empezó con mucho esfuerzo en 1929 el inmigrante de origen judío y jefe del clan, Yankel Rosenthal.

De esta forma, Yani Rosenthal, el hijo mayor del hogar que formaron Jaime Rosenthal y Miriam Hidalgo, pasó de ser un exitoso empresario, prominente abogado y fulgurante y joven promesa del Partido Liberal de Honduras, en un perseguido de la justicia estadounidense por lavado de activos del narcotráfico.

En su último posteo en las redes sociales el 14 de octubre pasado a las 9.37 pm, el exministro y exdiputado invocaba la presunción de inocencia de él y sus parientes y pedía un juicio justo frente a los señalamientos del Gobierno de EUA.

“Es importante que mi familia y la opinión pública sepa, sin ninguna duda, que ni mi padre Jaime Rosenthal ni yo hemos sido señalados por tráfico de drogas, delito que deploramos y condenamos enérgicamente y que ha ocasionado mucho y grave dolor al pueblo hondureño”, señalaba en su defensa.

Después de esa fugaz intervención y otra más que ofreció a un medio televisivo, Yani se encerró en el completo silencio, aún después de que el Estado comenzó la frenética incautación de decenas de empresas y propiedades del Grupo Continental y de su familia.

Hoy su carrera política está acabada y el emporio económico que construyeron su abuelo y su padre y que él continuaría se encuentra prácticamente en la ruina.



Trayectoria

Yani Rosenthal Hidalgo nació el 14 de julio de 1965 en la ciudad de San Pedro Sula, Cortés, tiene cuatro hermanos Patricia, Jaime (fallecido trágicamente), Carlos José y César Augusto y está casado con la economista Claudia Madrid con quien procreó cuatro hijas.

Estudió la secundaria en la Escuela Internacional Sampedrana, es abogado graduado de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y logró una maestría en Administración de Negocios en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae). En 1998 recibió el título de notario público.

Incursionó muy temprano en la actividad política de la mano de su padre. Entre 2001 y 2005 fue miembro suplente del Comité Central Ejecutivo del Partido Liberal y se desempeñó como secretario de Relaciones Internacionales de 2005 a 2009.

También ejerció como ministro de la Presidencia en los primeros dos años del mandato de Manuel Zelaya Rosales, quien fue expulsado del poder en un incruento golpe de Estado.

Durante su corta gestión fue el responsable de coordinar el fracasado proceso de adjudicación de la licitación de importación de combustibles a la empresa Conoco Phillips.

El 31 de diciembre de 2007, Yani dimitió como ministro de la Presidencia y en 2012 participó como precandidato a la primera magistratura del país en las elecciones internas del Partido Liberal por el Movimiento Liberal Yanista, siendo su principal propuesta la creación emergente de unos 200,000 empleos en su primer año de mandato.

El mayor de los hermanos Rosenthal también participó en las elecciones primarias del Partido Liberal en 2008 y las generales en 2009, durante la cual fue elegido diputado para el período 2010-2014.