Tegucigalpa, Honduras.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, viajó este viernes a Colombia para asistir el domingo a la investidura del nuevo presidente de ese país, Gustavo Petro.

Castro, en su primer viaje al exterior desde que asumió el poder, el 27 de enero, encabeza una comisión de “alto nivel” para “acompañar la toma de posesión del presidente Gustavo Petro”, indicó la Cancillería hondureña en un escueto comunicado.

Acompañan a la mandataria, esposa del expresidente Manuel Zelaya (2006-2009), el canciller, Eduardo Enrique Reina, y su secretario privado, Héctor Zelaya.

La agenda de Xiomara Castro en Bogotá incluye “una serie de reuniones bilaterales con dignatarios y representantes de otros países con la finalidad de reforzar las relaciones internacionales e intercambiar sobre temas de interés para Honduras y América Latina”, añade el comunicado, sin precisar detalles al respecto.

Señala, además, que la participación de Castro en la toma de posesión de Gustavo Petro “marca una nueva etapa en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y de cooperación que históricamente Honduras ha sostenido con la hermana República de Colombia”.

”Honduras acompaña al pueblo colombiano que transita por momentos trascendentales en la lucha por la reivindicación de sus derechos, la recuperación de la paz, justicia y la democracia”, subraya la información oficial.

La presidenta hondureña decidió viajar a Colombia -hacia las 13.40 horas locales (19.40 GMT)- en un vuelo comercial, debido a que no hace uso del avión presidencial, un jet ejecutivo, del que cuando anduvo en campaña política anunció que de llegar a ser gobernante, sería vendido.

El avión presidencial, adquirido durante el primero de los dos períodos del expresidente Juan Orlando Hernández ha sido utilizado durante la Administración de Xiomara Castro para la repatriación de inmigrantes hondureños fallecidos en el exterior, algunos desde hace varios años.