04/12/2022
09:11 PM

Más noticias

Viene el despido de burócratas de la anterior administración

Se necesita cubrir el pago de L8,000 millones de vencimiento de deuda interna en marzo aparte de deuda flotante.

Tegucigalpa. Junto con la eliminación de Secretarías e instituciones, el Gobierno de Xiomara Castro también reducirá la cantidad de empleados públicos que existe actualmente.

Un informe elaborado por la pasada comisión de transición, conformada por Pedro Barquero, Hugo Noé Pino, Héctor Zelaya y Marcio Sierra, detalló a la Presidenta la cantidad de “empleados paracas” que había en la administración de Juan Orlando Hernández, por lo que se tomarán decisiones.

“Todo el Gobierno está lleno de instituciones súper numerarias, se han creado Ministerios con paracaidistas y zánganos que reciben dinero, mismo que al pueblo le serviría para comer”, indicó Salvador Nasralla, designado presidencial.

Según Nasralla, “ hay 230,000 empleados y perfectamente se puede trabajar con la tercera parte de burócratas”, indicó.

En la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social se detectó que debía haber 32 direcciones y en realida d existían más de 70.

Emergencia financiera

Ante la insuficiencia de recursos para cubrir las obligaciones del Estado, el Gabinete Económico estaría buscando declarar una emergencia fiscal y financiera vía decreto que les permita obtener recursos del Banco Central de Honduras, según informaron fuentes. Para ello, en los próximos días podrían someter la iniciativa al Congreso.

El argumento de la Secretaría de Finanzas (Sefin) es que la disponibilidad de fondos en la Tesorería del Estado es insuficiente para cubrir vencimientos de alrededor de L8,000 millones de deuda interna en marzo próximo.

Además, se registra una significativa deuda flotante, así como gastos corrientes y pagos atrasados de la Enee.

Para hacer esos pagos, Sefin estaría solicitando un primer financiamiento de 11,000 millones de lempiras de fondos del BCH. También accedería a cerca de $344 millones (L8,500 millones) de los Derechos Especiales de Giro (DEG) aprobados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante la emergencia del covid-19.