Tegucigalpa

Luego de celebrar ayer la audiencia preliminar en contra del capitán (r) Santos Orellana, su esposa Jennifer Lizzeth Bonilla y su suegra Reina Bonilla, el juez con jurisdicción nacional emitirá la resolución dentro de tres días, informó el Poder Judicial.

Asimismo, se desestimó una petición hecha por el abogado defensor de la familia, según explicó el profesional del derecho Salomón Amador.

“Se solicitó sobreseimiento definitivo para mi cliente, asimismo el traslado de su esposa y su suegra del Centro PNFAS por correr peligro, pero el juez desestimó la petición por ser decisión del Instituto Penitenciario”, informó Amador.

En tres días pueden haber dos escenarios, que se dicte auto de apertura a juicio con cualquiera de las medidas o se dicte un sobreseimiento definitivo o provisional, con este último el Ministerio Público tiene cinco años para reabrir la causa.

Antecedente

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) capturó en noviembre pasado al exmilitar y candidato presidencial hondureño Santos Orellana Rodríguez por supuesto lavado de activos.

Junto a Santos Orellana, quien lanzó una candidatura independiente a la presidencia de Honduras, fueron detenidos su esposa Jennifer Lizzeth Bonilla y su suegra Reina Lizeth Bonilla.

“Cómo es posible que me hagan esto, yo no tengo nada que esconder”, aseguró él en un video grabado al momento de ser detenido en el aeropuerto de Toncontín.

Según un comunicado de la Atic, el exmilitar y su núcleo familiar mantiene cuentas y bienes que no corresponden a los ingresos adquiridos a lo largo de su carrera. También estaría vinculado, según las autoridades, en la muerte de varias personas.