21/02/2024
06:54 PM

Tío de Mario Zelaya va audiencia el 6 de abril

  • 01 abril 2016 /

Tegucigalpa, Honduras.

Por lavado de activos en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) capturaron ayer a Mario Antonio Rojas Rodríguez (67), tío del exdirector del Seguro Social Mario Zelaya y Michelle Alejandra Rojas Flores, ambos encarcelados por el desfalco al Seguro Social.

El imputado fue capturado luego que la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (Unaf) presentara un nuevo requerimiento fiscal por lavado de activos en el IHSS.

Según las investigaciones, Rojas utilizó cuatro empresas fantasmas o de maletín para el saqueo de fondos del Seguro Social. En un comunicado, el Ministerio Público informó que tiene en su poder 42 cheques emitidos por las empresas fantasmas Dipromeh, Improme, Copromed y Sumimed, a favor de Mario Antonio Rojas Rodríguez, y que en total ascendían 2,680,667 lempiras.

Además de ello, la Unaf logró rastrear transacciones atípicas y sin soporte justificado de pagos a tarjetas de crédito, que fueron efectuadas por el encausado por un monto 3.4 millones de lempiras.

En este caso, el MP quiere reconocer el diligente y expedito trabajo de la Atic en la ejecución de esta orden de captura, la cual se llevó a cabo en un corto tiempo en el sector de la Villa Olímpica de Tegucigalpa, señala el documento.

Declaración

Tras la captura, un juez de lo penal tomó la declaración del imputado en la que se le decretó detención judicial por lavado de activos y fue enviado a Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto. La audiencia inicial fue fijada para el miércoles 6 de abril a las 9:00 am.

Cabe señalar que por el caso de la corrupción en el IHSS, el pasado jueves ingresó al Tribunal de Sentencia para juicio oral y público el proceso penal que se les sigue a los ciudadanos Mario Roberto Zelaya Rojas (48) y José Ramón Bertety Osorio (47) por varios delitos en la compra sobrevalorada de boletos aéreos con fondos del Seguro.

La vida de Mario Zelaya y de quienes formaron parte de la red de corrupción que descalabró los fondos IHSS estaba llena de lujos y comodidades, según las autoridades.

Amantes, viajes al extranjero, compra de residencias dentro y fuera del país, terrenos, vehículos, condominios, apartamentos y pago de cirugías plásticas forman parte de los gastos en los que se diluyeron las aportaciones de los derechohabientes.

Zelaya y su red montaron su coartada para disfrazar las salidas de dinero con la creación de empresas fantasmas, adonde fueron a parar los miles de millones de lempiras con los que se dieron la gran vida.