Miami

La Reunión de Medio Año de laSociedad Interamericana de Prensa (SIP) planteó la necesidad de sostenibilidad de los medios de comunicación en una democracia y reclamó un diálogo constructivo con las grandes plataformas tecnológicas.

Un panel de expertos e invitados debatió sobre esta temática y el reclamo fue para que las plataformas paguen más por el uso de los contenidos periodísticos, en el marco del foro “Regulaciones sobre pagos por contenidos periodísticos”, con la moderación de Martín Etchevers, titular de la Comisión de Asuntos Legales de la SIP.

Se expuso sobre algunos avances en las regulaciones de Australia y la Unión Europea, que permiten sentar a negociar a Google y Facebook para compartir los ingresos publicitarios que generan los contenidos creados por los medios.

Pero igual se analizaron los proyectos de ley que se están debatiendo en otros países de América como Brasil, Canadá y Estados Unidos.Por ejemplo, Richard Gingras, vicepresidente de Noticias de Google, pidió “una mesa de diálogo” y que no se avance en regulaciones.

Sépalo

Google se queda con “el 70% de los ingresos publicitarios, pero no nos retribuyen por esos contenidos”, dijo Danielle Coffey, de News Media. Google dice que “durante los últimos 20 años hemos colaborado con la industria de noticias y se apoya creación de periodismo en la era digital”.

“Busquemos la manera de seguir trabajando juntos en el largo plazo y no cada uno por su cuenta”, dijo el vicepresidente de Noticias de Google.Sin embargo, Roberto Rock, vicepresidente segundo de la SIP, le respondió que el riesgo es que “nos embarquemos en un diálogo de sordos”.

“Es evidente que donde se ha establecido una legislación, como en Australia, los beneficios son muchísimo mayores que lo que Google ha entregado con sus diferentes programas”, subrayó el presidente de la SIP, Jorge Canahuati y en ese sentido pidió “conversaciones constructivas”.

En la asamblea de Medio Año de la SIP se subrayó que las únicas que están ganando con este modelo son las grandes plataformas y cada año caen los ingresos de los medios de comunicación del mundo.