Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Salud afirmó que la farmacéutica Pfizer no pidió al Gobierno de Honduras la creación de una ley para mantener en confidencialidad el contrato entre ambas partes para la compra de vacuna anticovid.

La aclaración se deriva debido a una nota emitida por Pfizer en las últimas horas, donde comunica que no pidió al Gobierno hondureño la creación de dicha ley, lo que también despertó una ola de cuestionamientos entre diferentes sectores de la sociedad civil en el país.

Salud aseveró que el pasado 30 de julio Pfizer sí solicitó la reserva total sobre el contrato, algo que, de acuerdo con la misma nota, es un requisito que exige a toda nación del mundo que adquiere su vacuna.

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) legalmente no puede aprobar reserva total sobre un contrato, sólo de manera parcial, por lo que el gobierno debió buscar un mecanismo legal para poder cumplir con este requisito del laboratorio creador de la vacuna anticovid y asegurar la dotación continua para proteger a la población.

Con este panorama, según la Secretaría de Salud, la única opción legal de mantener un contrato en su totalidad en reserva por 10 años como exige Pfizer, era a través de una norma creada por el Congreso Nacional.

Como consecuencia de esta aprobación del Congreso Nacional, 'la dotación de vacunas Pfizer no se ha detenido, lo que ha permitido inmunizar a niños de entre 13 y 17 años de todo el país', citó la Sesal mediante un comunicado.

Dicho contrato fue suscrito el pasado 5 de marzo de 2021 entre la Secretaría de Salud y la empresa mercantil Humans Vaccine L.L.C de Rusia. El documento indica que dicha información quedará clasificada hasta un período de 10 años.