Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, advirtió ayer que el órgano legislativo aprobará un presupuesto balanceado de ingresos y egresos para 2015.

Con esto quiso decir que el monto a ser aprobado tendrá que ser congruente con los ingresos proyectados, de manera que no se aprobarán partidas adicionales que no tengan un soporte en los ingresos. Con estas declaraciones deja claro que no serán tomadas en consideración cientos de iniciativas de ley de varios diputados en las que piden que se consigne en el Presupuesto 2015 partidas para diferentes obras comunitarias.

De acuerdo con estos proyectos de ley, los diputados han demandado cerca de 200 millones de lempiras más a la cifra sugerida por el Poder Ejecutivo. En cuanto a reclamos de algunas instituciones en el sentido de que no se les reduzca el presupuesto y otras que piden incremento en el Presupuesto General de la República de 2015, reiteró que se debe ser coherente respecto a este tema.

Insistió que el Ejecutivo ha elaborado un presupuesto balanceado y acorde con los ingresos del país, que es lo que se ha presentado como proyecto del Poder Ejecutivo.

Oliva anunció que la próxima semana se conocerá la nueva Ley contra el Delito de Lavado de Activos, la que recibirá el tratamiento que se merece. Indicó que esta iniciativa de ley es uno de los pilares fundamentales del Congreso Nacional, en cuanto a transparencia se refiere, y se presentará junto con dos leyes la próxima semana.