Más noticias

Salvador Nasralla llama a protestar contra Juan Orlando Hernández

El excandidato presidencial Salvador Nasralla recordó que desde el 2015 empezó a decir que la familia Hernández Alvarado era narcotraficante.

Tegucigalpa, Honduras

El excandidato presidencial Salvador Nasralla llamó este viernes a manifestarse en las calles para exigir la salida del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, después que su hermano Tony Hernández fuera declarado culpable por narcotráfico en una corte de Nueva York, Estados Unidos.

'Si el veredicto -del jurado- no es contra el Estado de Honduras, como dice Juan Orlando Hernández, porque está hablando desde la Casa Presidencial', cuestionó Nasralla a un grupo de periodistas. 'Son las contradicciones de Juan Orlando Hernández', dijo.

Tony Hernández fue declarado culpable de narcotráfico este viernes por un jurado popular en un tribunal federal de Nueva York. Hernández recibirá su sentencia durante una audiencia marcada para el 17 de enero de 2020.

'Desde el 2015 empezamos a decir que la familia Hernández Alvarado era narcotraficante. Se confirmaron nuestras palabras', recordó el presentador de televisión.

También se refirió a la pistola que la Fiscalía de Nueva York presentó como evidencia en el juicio contra Tony Hernández. 'Esas pistolas con la bandera y el nombre solo se la regalan a los capos de la droga. Este hombre ha sido el capo de la droga, no de hoy, sino que desde el 2005 utilizando a su pobre hermano menor para poner la cara, y hoy enjuiciado por unanimidad por las cuatro acusaciones que fue objeto', señaló.

'A las ratas que apoyan a JOH, a los diputados, es momento de escapar, es momento de decir 'patitas para que las quiero', salgan a esconderse cucarachas', advirtió Nasralla.

Comunicado íntegro de Salvador Nasralla

La corte del distrito sur de nueva york encontró a Tony Hernández Alvarado culpable de mover cientos de toneladas de cocaína hacia estados unidos utilizando para ello protección y logística del narco gobierno Juan Orlando Hernández, partido nacional convertido por sus dirigentes en instrumento del narcotráfico y de las fuerzas armadas hondureñas.

Este narco gobierno debe ser sacado del poder y sometido a las autoridades. Debemos restablecer nuestro estado de derecho.

El narco gobierno usurpador debe ser remplazado por el gobierno que ganó las elecciones en 2017, gobierno que me corresponde presidir no por vanidad, ni interés personal, sinoporque fue el mandato del pueblo al favorecerme con el 72% de los votos válidos, mandato usurpado por Juan Hernández.

Esta crisis se puede resolver en un solo paso y sin derramamiento de sangre, con el simple hecho que la Corte Suprema de Justica comience a hacer su trabajo y resuelva de acuerdo a ley uno de los amparos que como oposición presentamos en tiempo y forma contra la reelección de Juan Hernández y que eliminarían legalmente al usurpador y su gabinete del poder ejecutivo.

Llegado al poder, gobernaremos en alianza con miembros con las fuerzas políticas y sociales en oposición, Pinu-SD, Libre, PLH para desarrollar un plan de gobierno de transición que atienda las necesidades más graves del país, ponga en orden nuestras instituciones y prepare para las primeras elecciones libres y transparentes que Honduras jamás ha tenidos.

Los problemas gravísimos que sufre el país, caravanas, ahora de también de refugiados hacia Honduras, código penal, crisis económica recién anunciada, inseguridad jurídica, ausencia de inversión, son consecuencia de la voracidad del narco gobierno que ha robado todo lo que se ha puesto en su camino y abandonado al pueblo a su propia suerte.

La solución a estos problemas comienza con la entrada de un gobierno legítimo, centrado en la justicia y la anticorrupción.

Empresarios, organizaciones sociales, sindicatos, gremios, unámonos para exigir el retorno al estado de derecho bajo mi mandato en la presidencia de la república junto con las fuerzas políticas y sociales en oposición, que garantiza que no habrá injerencia de las mismas fuerzas oscuras que hoy nos gobiernan en la construcción del camino de salida de esta pesadilla que nos ha impuesto Juan Hernández con su narco gobierno.

A las fuerzas armadas se les instruye a colaborar con este proceso de transición hacia el estado de derecho, de manera que justifiquen su existencia y hagan valer su mandato de garantizar el imperio de la constitución y la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia de la república. Salvador Nasralla.