Tegucigalpa, Honduras.

Un total de 150 miembros del Cuerpo de Bomberos llevaron a cabo este jueves en el estadio Nacional de Tegucigalpa, junto a otras instituciones de socorro y seguridad, un simulacro de prevención y contingencia previo a la toma de posesión presidencial.

El 27 de enero de 2022, Xiomara Castro sucederá en el poder a Juan Orlando Hernández, quien ese día concluirá su segundo mandato de cuatro años, además de que llegarán a su fin tres períodos consecutivos de gobierno del Partido Nacional.

El comandante general del Cuerpo de Bombero, José Manuel Zelaya, estuvo a cargo del ejercicio donde participaron miembros de las 22 comisiones que trabajan en el traspaso de mando.

La exposición del simulacro se realizó en las graderías de sol norte, donde miembros del Cuerpo de Bomberos encendieron las alarmas y dispusieron socorrer a tres personas.

Por otro lado, los participantes usaron las zonas de evacuación hasta llegar al área de grama como punto de encuentro.

“La actividad de hoy comprueba que se han cumplido las recomendaciones giradas por los cuerpos de socorro como ser: rutas de evacuación, salidas de emergencia, puntos de control y encuentro, así como la señalización interna y externa del estadio, con el fin de brindar el seguridad a todo el pueblo que asistirá el 27 de enero a la fiesta cívica, así como para los dignatarios y delegaciones nacionales e internacionales que nos visiten”, expresó José Manuel Zelaya.

Relacionada: Toma de posesión de Xiomara Castro será resguardada por 7 mil policías

Añadió que par evento participarán más de 500 bomberos que estarán distribuidos desde la basílica de Suyapa hasta el Estadio. Asimismo, un buen número de voluntarios estará en los portones del estadio para coordinar el ingreso de la población a la zona de graderías.

$!La población está a la espera del evento cívico al que asistirán importantes diplomáticos extranjeros.

Por otra parte, informó que se dispondrá de una clínica con personal médico en el cuartel de Bomberos, como punto más cercano al estadio, con el propósito de atender y estabilizar a cualquier persona que presente un malestar o complicación antes, durante y después de la ceremonia de investidura de la presidenta Xiomara Castro.

En cuanto al aforo de personas, el comandante aseguró que la capacidad máxima del estadio Nacional es de 22,000 personas, en tal sentido se está trabajando de manera conjunta con el equipo de infraestructura para lograr que todo esté bajo control el próximo 27 de enero.

Los cuerpos de socorro y seguridad también estarán participando en los actos culturales que se desarrollarán en el bulevar Morazán y desde la basílica de Suyapa hasta el estadio Nacional, donde se dispondrá de puestos de atención especializada en conjunto con las Fuerzas Armadas, Cruz Roja Hondureña, Sinager, Cruz Verde, Copeco y Policía Nacional.