San Pedro Sula, Honduras.

Los buses que brindan el transporte a las diferentes asociaciones de estudiantes en la Universidad Nacional Autónoma en el Valle de Sula (Unah-vs) iniciaron su labor ayer, sin embargo, el temor entre estudiantes y motoristas es latente.

Aunque las unidades trabajaron con normalidad, los estudiantes aún con miedo decidieron no asistir a clases.

Los buses de las asociaciones que viajan desde Puerto Cortés, Tela, La Lima, El Progreso, Santa Rita y otros puntos llegaron desde temprano con pocos alumnos.

Luego que se conociera el cierre definitivo de la Asociación de Estudiantes Universitarios Porteños (Aseupor), los transportistas decidieron continuar dando el servicio a los universitarios, pero ahora con el nombre de Asociación Porteña.

Uno de los motoristas, quien prefirió omitir su nombre, explicó que desde ahora estarán trasladando a los estudiantes. “Daremos el servicio a los jóvenes, ahora asistieron pocos por miedo, pero a medida transcurran los días esperamos que mejore”.

El chofer dijo que trabajarán con diez buses.

Detalló que las rutas serán las mismas, al igual que los horarios, lo único que cambiará es el precio del pasaje, antes los jóvenes pagaban 25 lempiras por viaje, ahora 30 lempiras.

El motorista pidió a los estudiantes que no tengan miedo, “es el mismo servicio que les hemos brindado durante varios años, no tengan miedo”, explicó.

Autoridades

El director de Unah-vs, Francisco Herrera, se reunió con el vicerrector de Asuntos Estudiantiles de la Ciudad Universitaria, Ajax Irías, y representantes de las asociaciones para tomar las medidas necesarias y darle mayor seguridad a los estudiantes.

Entre los puntos que se acordaron sobresale iniciar con el proceso de carnetización para controlar el ingreso a la Unah-vs.

“Seguiremos reuniéndonos todos los sectores de la universidad para tomar medidas que nos hagan enfrentar esta realidad”, manifestó el vicerrector.

Otro de los puntos fue posponer cualquier actividad de evaluación académica a los estudiantes durante esta semana, mientras se regule la asistencia de los jóvenes a la casa de estudios.

Asimismo, iluminar las áreas donde los estudiantes toman el transporte.

“Las medidas que tomamos son con el objetivo de proteger la integridad física de los jóvenes. Esperamos que en los próximos días se incremente la cantidad de estudiantes, ya que la seguridad también aumentó”, manifestó el director de Unah-vs.

Protestas

En horas de la mañana y tarde, los estudiantes y miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (Meu) y del Frente Revolucionario Universitario (Fru) hicieron plantones frente a las instalaciones de la universidad, los jóvenes exigieron a las autoridades de la Unah-vs y Gobierno que les den seguridad.

Los universitarios bloquearon la calle impidiendo el paso a los conductores particulares por temor a ataques.

Dos patrullas de la Policía Nacional y Policía Militar resguardaban el área.