01/07/2022
01:19 PM

Más noticias

Policía sin dar peritaje a más de tres meses del desaparecimiento de Angie Peña

Desde enero pasado se envió para análisis una moto acuática con llave, aretes y chaleco salvavidas encontrados en Belice.

San Pedro Sula, Cortés.

Las autoridades aún no brindan resultados concretos respecto al misterioso caso de Angie Samantha Peña, joven universitaria que desapareció el 1 de enero mientras vacacionaba en Islas de la Bahía.

A casi cuatro meses desde su desaparecimiento, la Policía aún no ha dado el peritaje sobre el chaleco salvavidas, aretes y motocicleta encontrados en las aguas de Belice, que supuestamente están vinculados a Angie Peña. Toda la evidencia localizada fue enviada desde enero pasado a laboratorios en San Pedro Sula para que especialistas la analizaran detenidamente y así determinar si correspondía a lo usado por la turista.

Su padre Wálter Peña manifestó hoy a este rotativo que “Angie aún no aparece, no tenemos ninguna información como familia, aunque sí estamos en contacto con lugareños para ver si de pronto se halla algo nuevo sobre el caso de mi hija”.

“La Policía aún no nos ha dicho nada, ni siquiera el peritaje han entregado”, agregó Peña, al tiempo que descartó que su hija esté siendo víctima de alguna organización dedicada a la trata de blancas en Colombia, como en su momento supuso.

Peña dice estar casi seguro que su hija no murió en mar, pues aduce que “a estas alturas ya hubiese salido a flote su cuerpo”, por lo que insiste en que ella sigue con vida. La última comunicación que como familia tuvieron con las autoridades de investigación fue en el mes de marzo y estas se limitaron a decir que seguían trabajando.

Chaleco salvavidas y llave de moto acuática encontrados en las aguas beliceñas.

La moto acuática fue hallada en enero pasado por un pescador en Belice, además fueron encontrados unos aretes que llevaba puestos la joven, los cuales, al igual que el aparato en que viajaba, fueron comparados con fotografías tomadas antes de que ella saliera a un recorrido desde West Bay, en la isla de Roatán.

Angie Samantha y su hermana habían viajado en diciembre desde Tegucigalpa a la isla de Roatán, el principal destino turístico de Honduras en el Caribe, para disfrutar de las vacaciones de fin de año.

El 1 de enero, Angie Samantha y su hermana menor salieron desde West Bay en una moto cada una, acompañadas de un guía, pero en el trayecto decidieron continuar solas y una de ellas regresó al punto de partida a dejar al guía y luego siguió sola, sin que se volviera a saber de Angie.

Desde el mismo día de su desaparición varios cuerpos de socorro, con apoyo de la Fuerza Naval y la Fuerza Aérea Hondureña, en coordinación con la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), iniciaron las labores de búsqueda, las cuales ya cesaron.

Un accidente es la principal hipótesis de las autoridades hondureñas sobre la desaparición de Angie Samantha; sin embargo, su familia ha pedido considerar un posible rapto y ha solicitado a las fuerzas de seguridad que extiendan la búsqueda en tierra firme.