19/05/2024
02:03 PM

Policía municipal era el hombre armado en protestas de Tegucigalpa

  • 30 abril 2019 /

La Policía investiga a Jairo Alberto Flores López, quien hizo disparos en las manifestaciones de Tegucigalpa

Tegucigalpa, Honduras.

Uno de los hombres armados que disparó en las protestas que terminaron en caos en Tegucigalpa, capital de Honduras, s e entregó a las autoridades policiales y es investigado.

El hombre fue identificado como Jairo Alberto Flores López y se comprobó que es miembro de la Policía Municipal de la Alcaldía de Tegucigalpa.

Una persona gravemente herida, decenas de lesionados, cierre de carreteras, quema y destrucción de edificios públicos, comercios y bienes privados, así como violentos enfrentamientos entre protestantes y policías, se registraron ayer en la capital y otras ciudades del país como resultado de las protestas convocadas por los trabajadores del sistema sanitario y el gremio magisterial exigiendo la derogación de los polémicos decretos de reestructuración y transformación presupuestaria de las secretarías de Educación y Salud.

'Él es un agente de la Policía Municipal que se sumó a la protección de los edificios y sobre todo a resguardar la vida de las personas y empleados de la alcaldía que estaban en los edificios', dijo Josué Esperanza, oficial de comunicaciones de la Policía Municipal.

LEA: Universitario pierde parte de su mano durante protestas en Honduras

Se manejó que Flores López había sido detenido, pero las autoridades aclararon que se presentó voluntariamente con el arma que disparó.

'Las funciones de la Policía Municipal consisten en la protección de los edificios públicos. No entiendo por qué disparó', expresó Esperanza.

Foto: La Prensa

Así fue captado el policía municipal Jairo Alberto Flores López.

Caos y detenidos

La jornada de protestas se extendió a casi todo el país, pero tuvo su epicentro en el casco histórico de la capital en donde jóvenes enmascarados y hombres armados con palos y piedras se enfrentaron violentamente a las fuerzas del orden y prendieron fuego al edificio administrativo y al histórico Palacio Municipal de la alcaldía de Tegucigalpa, y horas más tarde al antiguo Palacio de Telecomunicaciones en donde tiene sus oficinas la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel).

Los comercios e instituciones públicas y privadas cerraron sus edificios en el centro de la capital hondureña por las manifestaciones violentas, en las que muchas personas, entre ellos varios niños, han sido afectados por la gran cantidad de gas lacrimógeno lanzado por los policías.

Las protestas, que iniciaron la semana pasada contra una Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación, aprobada por el Parlamento, hoy se han extendido en varias ciudades del país con marchas y bloqueos de carreteras importantes con quema de neumáticos, entre otras acciones.

Foto: La Prensa

Violentas protestas se generaron en Tegucigalpa desde tempranas horas.