San Pedro Sula, Cortés.

Pobladores de los municipios de San Manuel, La Lima y El Progreso salieron desde tempranas horas de su casa para hacer fila y poder ejercer el sufragio.

La población reaccionó molesta porque en los diferentes centros de votación demoraron para habilitar las urnas pese a que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya había dado el banderillazo inicial.

Los consejeros Kelvin Aguirre, Rixi Moncada y Ana Paola Hall dieron por abiertas las votaciones a las 07:30 am en las instalaciones del instituto Central Vicente Cáceres, en Tegucigalpa.

LA PRENSA hizo un recorrido en la escuela Gabriel Mistral y el instituto Patria, de La Lima. Para el caso de la escuela Centroamérica, de San Manuel, no ajustaron las aulas y habilitaron espacios en el gimnasio.

En el instituto Eduardo Hernández, uno de los más grandes de El Progreso, todo se desarrolló con normalidad. Al lugar llegaron muchas familias, incluidos adultos mayores acompañados de sus hijos y nietos.

$!Colas desde temprano en las afueras de los centros de votación.

En ambas zonas se pudo observar una efervescencia política entre los habitantes, quienes llegaron a darle su voto de confianza a sus candidatos favoritos.

El personal que está en las mesas receptoras está aplicando las medidas de bioseguridad contra el covid-19, lo que en cierta manera ha provocado que las filas de votantes no puedan avanzar.

En estas elecciones generales se votará para un presidente, tres vicepresidentes, 298 alcaldías municipales, 128 diputados para el Parlamento local y 20 al Centroamericano.