Tegucigalpa, Honduras.

La tasa de seguridad está sobregirada por la implementación de proyectos en seguridad, defensa y prevención, que sobrepasan las recaudaciones mensuales.

Así lo dio a conocer el coordinador del Comité Técnico del Fideicomiso de la Tasa de Seguridad, Juan Ramón Molina.

Al 30 de noviembre del año en curso, la tasa de seguridad alcanzó un saldo de deuda de 1,763 millones de lempiras que corresponden a nueve líneas de crédito abiertas con la banca privada.

Molina se negó a especificar qué tipo de proyectos están siendo financiados con los préstamos, pues sostuvo que son iniciativas que tienen carácter de seguridad nacional. Indicó que la ley le permite al Comité Técnico del Fideicomiso de la Tasa de Seguridad gestionar financiamientos para impulsar programas y proyectos en seguridad, defensa y prevención, siempre que las deudas no trasciendan el período de vigencia de la tasa.

“La tasa está sobregirada porque hay proyectos de gran magnitud que sobrepasan la recaudación mensual, esos proyectos uno los financia a cinco años”, indicó. “Si no pudiera sobregirarme, no lo hubiese hecho, es un fideicomiso y la deuda va acorde a la vida del fideicomiso”, aseveró Molina.