Tegucigalpa, Honduras.

Las obras en el embalse hidroeléctrico Patuca III continúan, por lo que contratarán a 700 hondureños más para dar celeridad a la represa, comunicó Zhang Xiaoting, gerente general del proyecto por parte de Sinohydro.

Hasta el momento laboran 90 empleados chinos y 300 hondureños, quienes tienen arduas jornadas de trabajo. Para avanzar en Patuca III se optó por formar dos grupos, los cuales cubren las 24 horas y los siete días de la semana.

Las nuevas labores que comezaron la semana pasada consisten en la edificación de dos diques que impedirán la circulación normal del agua del río, desviándolo hacia el túnel de derivación. Esto permitirá realizar los trabajos en el área adonde se construirá la cortina, la cual tendrá una altura de 57 metros por 208 de longitud de cresta.

También se construye una casa de máquinas superficial, en la que se instalarán dos turbinas tipo Kaplan de 52 megavatios cada una. Se considera que ambas suministrarán 104 megavatios mediante una línea de trasmisión de 47 kilómetros hasta la subestación en Juticalpa, la que también será mejorada bajo el mismo contrato.

El proyecto es una realidad, lo vemos reflejado con el inicio de trabajos de derivación del río, para en fecha posterior levantar la cortina”, acotó Claudia Aguilar, directora ejecutiva de la Unidad Especial de Proyectos de Energía Renovable, dependencia de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, (Enee).

El proyecto Patuca III estuvo paralizado por varios años por no contar con los fondos suficientes.

El Gobierno tuvo que solicitar un préstamo a un banco chino hasta que se logró reanudar las obras en septiembre de este año.