Tegucigalpa, Honduras.

Comenzaron los trabajos de pavimentación del tramo que se amplió en la carretera CA-5, específicamente en la Cuesta La Virgen.

Los trabajos se hacen en cumplimiento del contrato de concesión de la empresa Concesionaria Vial Honduras (Covi Honduras), en el cual se establece la ampliación de la carretera en lugares determinados.

En la primera fase se incluye finalizar con una ampliación de 23 kilómetros; de esa manera se busca que la CA-5 sea una autopista de cuatro carriles.

“Esta actividad que hemos iniciado es el resultado de mucho tiempo de preparación del terreno. Esto es gracias a los recursos que los usuarios han aportado mediante el pago del peaje, cuyos recaudos han servido para indemnizar a los propietarios de los terrenos en los cuales hoy construimos la ampliación de la carretera”, manifestó David Palma, gerente general de Covi. Al mismo tiempo agradeció por la paciencia y la comprensión de los conductores que se ven afectados por las demoras en sus desplazamientos producto de las obras.

Reafirmó que estos trabajos se ejecutan con el fin de transformar la carretera, que es una de las más importantes del país.

Se piensa que para enero la concesionaria ejecutará el plan de mantenimiento rutinario. Este incluye un trabajo de detección y corrección de fallas a lo largo de la ruta, bacheo, sellado de grietas y fisuras; también la reposición de señales reflectoras y la pintura que se ha deteriorado a causa de las lluvias, los rayos del sol y el roce de las llantas de los automóviles.

Todas estas obras son supervisadas por autoridades gubernamentales, supervisores y ejecutores para garantizar los trabajos.