Tegucigalpa, Honduras

La pandemia de covid-19 en Honduras 'persiste elevada y la vacunación por sí sola no es suficiente para controlarla', dijo este miércoles a Efe el científico Marco Tulio Medina.

'En Honduras, la pandemia, a pesar de que ya llevamos casi el 10 % de vacunación completa y alrededor del 25 % parcial, los datos nos hablan de que las medidas de bioseguridad son, junto a las vacunas, cruciales. De otra manera esta pandemia va a provocar no solamente más muertos, sino también una cantidad de efectos secundarios', enfatizó Medina.

Agregó que el país centroamericano está viviendo lo que se conoce como el 'covid largo', que se refiere a 'las complicaciones después del covid-19', y que están muriendo personas aun vacunadas con dos dosis, entre ellos al menos dos médicos en las últimas semanas.

DOS VACUNAS NO GARANTIZAN LA VIDA DE LOS CONTAGIADOS

Medina explicó que, por los resultados que se están viendo, no es cierto que una persona vacunada con dos dosis tenga garantizado en un ciento por ciento que no contraerá la enfermedad y que no podrá morirse.

'Eso fue una premisa inicial del grupo de vacunas en la fase tres, asumiendo que había del 92 al 95 % de efectividad. Eso se decía y eso fue lo que plantearon organismos internacionales', subrayó.

Según el profesional, exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), el problema es que algunas personas pueden estar siendo afectadas por otras variantes de la enfermedad que son letales.

Señaló además que Honduras se ha unido al esfuerzo internacional con 52 países para seguir trabajando en el estudio 'Solidaridad', que impulsa las Naciones Unidas para reducir la mortalidad a causa de la covid-19.

INICIATIVA PARA QUE TODOS SE VACUNEN EN HONDURAS

La covid-19 ha dejado en Honduras cerca de 9.000 muertos y más de 331.000 contagios, desde marzo de 2020, cuando se comenzó a expandir la pandemia, según registros del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), aunque fuentes médicas públicas y privadas consideran que las cifras podrían ser mayores.

En las últimas semanas se han registrado más de 50 casos de mujeres embarazadas que no habían recibido ni una vacuna, con el segundo agravante de haber perdido también a su hijo, según informes de fuentes médicas y medios locales de prensa.

El viceministro de Salud asignado en San Pedro Sula, norte del país, Roberto Cosenza, dijo hoy a periodistas que hasta el sábado pasado, solamente en el Hospital Leonardo Martínez, de especialidades, se habían registrado 29 fallecimientos de mujeres embarazadas, de varias regiones. EFE