Catacamas, Honduras.

Las presuntas acciones inmorales del director del Centro de Educación Básica Concepción Amador obligaron a las madres de familia a protestar en su contra.

La escuela que está en Catacamas, Olancho, se cerró debido a que las mujeres consideran que sus hijos no están recibiendo buena educación.

Aseguraron que tener las pruebas donde evidencian al directivo en estado de ebriedad y donde porta una vestimenta inadecuada.

Paola Figueroa, progenitora de un estudiante, afirmó que “él es un maestro que nunca ha dado un ejemplo para los niños, es un maestro que llega en calzoneta y llega de goma”

Figueroa cuestionó el modelo de enseñanza que el profesor está impartiendo a los alumnos con este tipo de actitudes dañinas y reconoce que la problemática no es reciente.

Ministro contesta

Daniel Sponda, ministro de Educación, respondió al llamado de atención hecho por las madres que están inconformes con el director del centro educativo.

En declaraciones a TN5 matutino, explicó que “tenemos la información desde ayer, tomamos cartas en el asunto y precisamente nuestro viceministro de gobernanza de centros estudiantiles (Javier Menoca) es el delegado para resolver esa situación”.

Sponda, confesó que “este compañero desde hace tiempos tiene estos antecedentes, pero la organización mundial de la salud ha determinado que el alcoholismo es una enfermedad”.

“Nosotros como autoridades estamos en la obligación de buscar los mecanismos disciplinarios, pero además de eso la atención médica para poderlo desintoxicar”, detalló el ministro de Educación.

Las madres de familia lamentaron llegar hasta estas instancias para lograr ser escuchadas y que las autoridades tengan está información desde hace tiempos, y no hayan podido solventar la crisis en el centro de estudios primarios.