Más noticias

Nicaragua reconoce salida de Honduras en Golfo de Fonseca

Tras 29 años del fallo de La Haya, se avalan las fronteras con el vecino país en el Caribe y el Pacífico. Instan a El Salvador a sumarse al Tratado Integracionista del Bicentenario.

Managua

Los Gobiernos de Nicaragua y de Honduras delimitaron por fin sus fronteras en el mar Caribe y en el océano Pacífico, incluyendo el golfo de Fonseca, 29 años después del fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda.

El acuerdo de límites, denominado “Tratado Integracionista del Bicentenario”, fue suscrito en Managua por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, en una actividad anunciada poco antes de iniciar.

Al firmar este tratado, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el golfo de Fonseca es con Honduras, ratificando el fallo dictado en 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Este tratado reafirma la soberanía nacional y reconoce los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en el Pacífico.

$!Se ratifica el fallo dictado en 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Alcances

El tratado firmado por Honduras y Nicaragua, destacó Ortega al leer el comunicado conjunto, “tiene como objetivo principal trazar una ruta de paz y prosperidad en nuestros pueblos y mediante el cual ambos países delimitan sus fronteras en el mar Caribe y el océano Pacífico”.

“Al firmar este tratado, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el golfo de Fonseca es con la república de Honduras, ratificando de esta forma el fallo dictado en el año 1992 por la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Este tratado reafirma la soberanía nacional y reconoce los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en el Pacífico”, de acuerdo con el documento.

Según Managua y Tegucigalpa, ese acuerdo les “permitirá concretar la estrategia logística que Honduras ha venido desarrollando para enfrentar el futuro de una manera competitiva con la visión de convertirse en centro logístico regional y del continente”.

“El golfo de Fonseca debe ser una zona de paz y desarrollo, de crecimiento económico y de prosperidad para centenares de comunidades que dependen de toda la riqueza que posee. Esto lo vamos a alcanzar con el Plan de Desarrollo Sustentable del Golfo de Fonseca, que significa generación de empleos dignos para la población a través de la ejecución de obras de infraestructura y otras iniciativas”, añadió.

Tanto Ortega como Hernández invitaron “de manera cordial y respetuosa al Gobierno de El Salvador a ser parte de esta estrategia que busca hacer del golfo de Fonseca una zona de paz y desarrollo para beneficio de los tres países ribereños”.

Ambos países también reconocieron y aceptaron la sentencia de la CIJ de 2007 que establece los límites marítimos en el mar Caribe.

Además, acordaron revisar las fronteras terrestres cada 10 años en comisiones mixtas y reconocieron la presencia tripartita de tres países en el golfo de Fonseca, desde el punto Amapala a la punta de Cosigüina.

El acuerdo deberá ser ratificado por los Congresos de ambos países y depositado posteriormente en las Naciones Unidas.

Honduras y Nicaragua seguimos trabajando incansablemente y queremos destacar que este es un ejemplo de que hablando es como se entiende la gente y este diálogo es un excelente resultado”, subrayó el presidente Juan Orlando Hernández.

$!Nicaragua reconoce salida de Honduras en Golfo de Fonseca