10/08/2022
01:13 AM

Más noticias

Nahún Escoto, el hondureño que crea música a través de tubos plásticos

Contó que en 1998, a la edad de 17 años fabricó su primera flauta.

San Pedro Sula, Honduras.

Con tubos plásticos, el hondureño Nahún Escoto (de 37 años de edad), originario de El Porvenir, Francisco Morazán, se gana la vida. Ha creado varios instrumentos musicales de viento a base de este material. Según relató a diario La Prensa, el origen de esta extraordinaria idea surgió porque deseaba tocar y comprar una flauta, pero sus recursos económicos eran limitados.

Contó que en 1998, a la edad de 17 años fabricó su primera flauta a base de tubos plásticos, tras pedirle a Dios una idea para poder ejecutar un instrumento.

'Mi sueño era querer comprar una flauta, al no tener dinero yo dije: quiero ser flautista como sea. Sin saber mucho de música me hice una flauta. Dos o tres años después me fui preparando con maestros particulares. Estudié un poco la partitura, la solfa y lo básico. Con eso ya pude entender los sonidos, me fui traveseando los tubos, cortando y haciendo': expresó Escoto, quien es cristiano y padre de tres hijos.

Foto: La Prensa

Escoto junto a sus instrumentos de vientos y marimba de plástico.
Posteriormente, un desafortunado evento cambiaría su vida. Dijo que en 2003, cuando se encontraba trabajando, una caja que contenía una bicicleta magnética de hacer ejercicio que pesaba unas cien libras le cayó en la cabeza.

El golpe le provocó serias molestias: dolores en la cabeza y espalda. Esto produjo que un año después fuera despedido de su trabajo. Sin embargo; no se rindió, a pesar de quedar sin empleo continuó con sus metas. Confesó que perder su trabajo, quedar sin dinero y enfermo fue una situación difícil: 'pude quedarme sentado y decirle a mi familia que me mantuviera, pero la necesidad me hizo continuar. A mi alrededor solo habían pedazos de tubo'.

Después de afrontar su difícil situación y elaborar los instrumentos de viento, la necesidad lo hizo empezar en la calle, luego se presentó en supermercados y centros comerciales. Tras apreciar su ingenio, fue invitado a programas radiales y televisivos. Viajó al extranjero: 'participé en Sábado Gigante en 2012 y 2014, llegué a Telemundo y a Club 700'.

Foto: La Prensa

Su arte lo llevó a España adonde vivió tres años dando conciertos en escuelas y lugares públicos con aquellos instrumentos hechos de materiales reciclables. “ Recogía o pedía pedazos de tubo o de madera que la gente no necesitaba, para hacer mis instrumentos”. Incluso hizo dos flautas usando tubería de cobre para calefacción y para el gas que usan las estufas, manifestó. “Me llevé para España diez instrumentos y ahora mi escenario es de más de cuarenta, aunque he llegado a modelar 70”, expresó en 2010 cuando también fue entrevistado por diario La Prensa.

Agregó que él es un hombre de fe, y que esa fe lo ha hecho seguir adelante sin detenerse, que disfruta ser un músico. Actualmente va a las escuelas y les enseña a los niños a aprender a tocar la flauta y elaborar instrumentos a base de PVC, que esa es la manera de ganarse la vida y mantener a su familia.

Hasta el día de hoy no ha logrado conseguir un empleo permanente. El accidente de 2003 le dejó secuelas y ante ellas es complicado encontrar un trabajo; sin embargo, el esfuerzo y la genialidad de Escoto es uno de los ejemplos más notables de superación para todos aquellos jóvenes cuyos anhelos artísticos consideran frustrados: 'Por más talentoso que seas nadie te va a ir a buscar a la casa, hay que salir y tocar puertas', concluyó el músico.