20/02/2024
07:41 PM

Mejorar calidad educativa, el reto tras 200 días de clases

  • 09 noviembre 2015 /

El presidente Hernández dejó entrever que trabaja en aumentar el sueldo a los docentes.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras competirá a nivel latinoamericano en calidad educativa, anunció ayer en esta ciudad el presidente Juan Orlando Hernández.

Organismos internacionales llegarán al país a partir del próximo año para medir el rendimiento de los estudiantes ahora que se cumplen por tercer año consecutivo los 200 días de clases, cantidad mínima requerida para que un estudiante logre adquirir los conocimientos necesarios en el grado que curse.


Ayer en la escuela Roberto Larios Silva, de Chamelecón, se realizó el festejo nacional del alcance de los 200 días de clases con la presencia, además del mandatario hondureño, del ministro de Educación, Marlon Escoto, autoridades municipales, docentes y cooperantes nacionales e internacionales que trabajan en favor de la educación.

Hernández anunció que a partir del próximo año buscarán abrir centros de educación básica en lugares adonde solo hay sexto grado y crear estructuras para abrir centros de secundaria en las zonas rurales para que los estudiantes no corten su educación ni tengan que viajar a la ciudad para continuarla.

Competencia

El mensaje fue claro, una vez establecida la gobernabilidad en el sistema, sigue mejorar la calidad educativa, expresó Marlon Escoto.

El año anterior, Honduras logró subir varios puestos en el ránking latinoamericano hecho por Unesco en la Tercera Evaluación Regional Comparativa y Explicativa (Terce), superando en calidad educativa a países como República Dominicana, Guatemala y Panamá.

“Ahora debemos seguir exigiéndonos más y competir con los países de más alto nivel educativo en la región”, señaló.

El ministro agradeció a los profesores, padres de familia, estudiantes y autoridades de los 23,000 centros educativos del país el esfuerzo logrado este año y los dos anteriores.

En el evento estuvieron representantes de organizaciones de Unicef, Programa Mundial de Alimentos y Glasswing Internacional, los que reconocieron la gran labor de las autoridades de Educación.

También llegaron ejecutivos de empresas que han unido esfuerzos con la Secretaría de Educación para favorecer a niños que asisten a la escuela, entre estos Grupo Opsa.

La mayoría de miembros de Empresarios por la Educación resaltó que la madurez que ha adquirido este sector en el país ha despertado el entusiasmo desinteresado de los mismos por apoyar por medio de diferentes programas. Varios de ellos, como Pacasa, homenajearon al ministro Escoto.

Esperanza. El presidente Hernández tomó unos minutos en su discurso para dejar entrever a los docentes que trabaja en un aumento de salario para que “muy probablemente” esté listo en 2016.

“El mejor agradecimiento viene de los estudiantes a los que ustedes (maestros) imparten clases; pero también estamos trabajando para que por medio del Inprema y otro aliado por allí se logre lo que están esperando”, dijo, refiriéndose a un aumento salarial.