19/05/2024
08:16 PM

Mejora convivencia social en el sector Rivera Hernández

Las autoridades locales indican que el megaparque ha cambiado la rutina en la zona.

San Pedro Sula, Honduras

En la zona Rivera Hernández hay esperanza de que la paz y la convivencia aumente cada vez más y se disminuya la violencia en ese lugar, considerado en los últimos años como uno de los más conflictivos de la ciudad.

El 17 de junio, el presidente Juan Orlando Hernández inauguró un megaparque en la zona con el fin de crear un espacio seguro de esparcimiento donde se incentivara la convivencia entre las familias, la cohesión social y la integración comunitaria. Desde que el parque abrió sus puertas ha logrado su objetivo, pues pequeños y adultos llegan a diario para disfrutar de un rato ameno y seguro.

Los pobladores manifiestan que están satisfechos con ese establecimiento, pues cada tarde en medio de risas, pláticas y juegos ven pasar el tiempo.

“Me gusta el parque y vengo todas las tardes. Lo que más aprovecho es la cancha porque puedo jugar con mis amigos y nos divertimos. Antes de eso pasaba viendo televisión en mi casa”, refiere Arnold Salas (24).

“Antes de que existiera este parque jugaba en las calles de tierra de mi cuadra. Ahora tengo un lugar adecuado para practicar fútbol en compañía de mis amigos. Yo vengo a diario a disfrutar”, expresó Víctor Norberto Cáceres (14). “Traigo a diario a mi hijo y mi sobrino para que jueguen. Me gusta también que tenemos Internet gratuita en el parque”, manifestó Glenda Ordóñez (30) mientras se divagaba en su celular.

Marco Duarte, presidente del patronato de la colonia Rivera Hernández e integrante del comité pro desarrollo del sector, afirma que el parque impactó de forma positiva en la población.

“Estamos agradecidos con Dios y con el Presidente por tomar en cuenta a este sector que estuvo abandonado durante años. El parque ha venido a dar una imagen positiva de la comunidad. La gente está animada. La asistencia a ese parque es inmensa. Personas de todas las edades llegan a recrearse de una manera saludable”.

Duarte resaltó que el parque ha contribuido en la disminución de la violencia. “Los jóvenes se concentran en el deporte y las buenas actividades. Esperamos que esto se mantenga y que la ola de violencia que se ha mantenido durante años pueda bajar y se pueda vivir en tranquilidad y paz”.

Operaciones. Wilmer Bernárdez, administrador del parque, informó que el centro opera los siete días de la semana en un horario entre 6:00 am y 9:00 pm y no se cobra nada para ingresar.

“En la mañana se abre para la gente que viene a practicar ejercicio físico en las máquinas hasta mediodía y luego se procede a hacer la limpieza del parque. Esta se hace a diario. Por la tarde está disponible para toda la población. Los que más acuden son los niños y jóvenes. Los fines de semana, la Policía trae a los detenidos en la posta para que hagan el aseo”.

El subinspector Fernando Flores Cruz, oficial a cargo de la Umep 8, afirma que el parque ha contribuido al descenso de la violencia en los últimos meses.

“Antes los jóvenes de una determinada zona no podían cruzar a otros sectores. Gracias a la recreación, los muchachos se han podido integrar, conocerse y jugar. Las incidencias de muertes violentas han descendido bastante. En los meses anteriores teníamos 20 muertes al mes y ahora hay entre cinco y siete.