San Pedro Sula, Honduras.

Los expertos aseguran que la derrama económica que genera la celebración del aniversario de la ciudad es bastante positiva y ayuda aliviar los meses lentos que hay en el resto del año hasta diciembre.

En la ExpoJuniana, en el campo Agas y la Plaza Juniana se registra un tráfico mayor al medio millón de visitantes durante el festejo de San Pedro Sula. Este importante número de personas representa una fuerte cantidad de dinero en pago de ingreso, consumos inmediatos y compras.

Para el caso, la ExpoJuniana anualmente tiene un ingreso mínimo de 200,000 visitantes, de los cuales el 100% llega a consumir alimentos y bebidas o comprar productos variados.

Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), indica que los 430 comerciantes nacionales y extranjeros que participarán en esta 26 edición de la ExpoJuniana tendrán ventas por encima a los 30 millones de lempiras, aproximadamente.

“Es muy favorable porque les permite a los comerciantes tener ventas mayores a las que tienen regularmente y que la población conozca nuevos productos”, añadió.

Barquero señala que la feria también es una ventana de oportunidades, ya que los expositores amplían su cartera de clientes, que luego se convierte en nuevos cierres de negocios.

Además de los expositores comerciales se contabilizan más de 20 casetas de comidas, que también tienen una alta demanda.

Agroindustria. El campo Agas celebra este mes 50 años de hacer feria en la Capital Industrial, debido a esto la exposición ganadera, agrícola, comercial e industrial tendrá muchas novedades que atraerán a más de 180,000 personas.

María Montalván, directora de la feria, declara que de los 340 expositores que tendrán este año, unos 27 son empresas internacionales.

“Habrán muchas oportunidades para hacer relaciones comerciales. Tendremos empresas de la India, México, Colombia, Panamá y otros países”, señala.

En la feria de la Agas se genera más de dos mil empleos temporales.

“La parte agrícola, ganadera y comercial se mueve bastante. Hay empresas agrícolas que venden maquinaria y otros productos”.

Montalván detalló que el tráfico promedio durante los diez días de feria es de unos 150,000 ciudadanos, los cuales consumen entre 600 a 1,500 lempiras dentro del recinto.

Se calcula que en el campo Agas se mueve más de 200 millones de lempiras en transacciones comerciales.

José Antonio Rivera, regidor municipal, manifiesta que el movimiento comercial que genera la feria en los eventos organizados por la alcaldía es de unos 20 millones de lempiras, el cual vuelve más dinámica la economía de la ciudad.

“Se apoya la economía informal y formal, se generan cerca de cinco mil empleos para estas fechas”, detalla.

Los fondos recaudados este año serán donados a la Organización Desarrollo Comunitario de Honduras (Decoh), que utilizará las ganancias generadas para proveer zapatos a niños de escuelas públicas.