24/02/2024
08:08 PM

Maccih presenta requerimientos por nuevo caso 'Corrupción sobre ruedas'

  • 24 septiembre 2019 /

Cinco funcionarios y dos cómplices son señalados por el drenaje de L11 millones del Bono 10 mil.

Tegucigalpa, Honduras.

Un nuevo caso de corrupción en una institución del Estado fue presentado este martes por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih).

Ana María Calderón, vocera interina de la Maccih, informó que el caso fue nombrado 'Corrupción sobre ruedas', en cual se drenaron 11 millones de lempiras provenientes del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa).

En el caso Corrupción sobre ruedas se siguen dos líneas de investigación: la primera por el desvío de fondos del Bono 10 mil (del Praf Banadesa), y la segunda por la adquisición de nueve camionetas de lujo con fondos de tres proyectos sociales (Bono 10 mil, Fundación Acción Social, y Capital Semilla).

Las investigaciones fueron realizadas por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y la Corrupción del Ministerio Público de Honduras (Ufecic), con el apoyo de la Maccih.

Por este caso la Maccih presentó requerimientos fiscales contra siete personas, asimismo solicitó el aseguramiento de las nueve camionetas de lujo.

Las personas mencionadas en la primera línea de investigación del caso Corrupción sobre ruedas son Juan Ramón Maradiaga Franco, gerente administrativo de Banadesa, acusado por el delito de abuso de autoridad, 17 delitos de fraude y 39 de uso de documentos públicos falsos; David Eduardo Ortiz Handall, gerente financiero de Banadesa, por 17 delitos de fraude y 29 de uso documentos falsos; Jeovany Ordóñez Espinal, 17 delitos de fraude; Carlos Josué Romero Puerto (coordinador proyecto de Banadesa Bono 10 mil), 17 delitos de fraude; Carol Banessa Alvarado Izaguirre, con la figura de cómplice necesaria por 18 delitos de fraude; Claudia Yamila Noriega González, cómplice necesaria por 17 delitos de fraude; y Harvis Edulfo Herrera Carballo, exgerente administrativo de Casa Presidencial, por el delito de abuso de autoridad.

'El medio que se utilizó es el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola con el proyecto Bono 10 mil. Se utilizó una empresa de fachada, la empresa de Servicios e Inversiones (AID), que fue creada por las cómplices necesarias Carol Banessa Alvarado y Claudia Yamila para el manejo de fondos que estaban destinados para el financiamiento de campañas políticas y fines personales', explicó la vocera de la Maccih.

Según investigaciones de la Ufecic, los involucrados gastaron 11,401,151 lempiras en 104 débitos, desde el 4 de julio de 2013 al 19 de mayo de 2014.

El informe brindado este martes por la Maccih detalla que los acusados, autores y cómplices crearon un esquema a través de Banadesa, con el que utilizaron fondos que estaban destinados para el Bono 10 mil. Hicieron contratos falsos para el arrendamiento de vehículos blindados, que supuestamente debían trasladar a personeros del banco para la distribución del bono 10 mil; sin embargo, el dinero fue utilizado para el pago de personas que trabajaron en camapaña electoral, pago de publicidad y hasta para el pago de tarjeta de crédito personal, agregó la vocera Ana Maria Calderón.

Traspaso de vehículos

La otra línea de investigación es por la adquisición de nueve vehículos de lujo con fondos públicos, provinientes de tres proyectos: Bono 10 mil, Fundación Acción Social (Funasol) y Capital Semilla.

Según explicó Ana María Calderón, 'se trató del alquiler ficticio de vehículos que finalmente fueron transferidos a algunos funcionarios públicos (de Banadesa) o sus familiares para su uso personal'.

De acuerdo a las investigaciones, no era posible adquirir vehículos de esos fondos para beneficio de funcionarios públicos, pero sí se podía hacer la figura de alquiler, por lo que fueron alquiladas nueve camionetas de lujo.

Posteriormente los carros fueron traspasados por la rentadora a empresas, y luego a familiares de funcionarios de Banadesa.