02/12/2022
11:14 PM

Más noticias

Los testigos que pueden cambiarle la vida a Kevin Solórzano  

“No encontramos ninguna vinculación de Kevin en el caso”, dijo uno de ellos.

Tegucigalpa, Honduras

Dos testigos presentados por el Ministerio Público, quienes desvincularon al universitario Kevin Solórzano del asesinato del exfiscal Edwin Eguigure, pueden ocasionar que el caso dé un giro inesperado de 180 grados.

Uno de los investigadores que participó como testigo aseguró: “No encontramos ninguna vinculación de Kevin en el caso”.

¿Quiénes son estos testigos?

Uno de ellos es un agente de la desaparecida Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) encargado de realizar el croquis de la escena donde ocurrió el crimen, quien ratificó su trabajo.

El otro es un miembro de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) que fue nombrado el 21 de enero de 2015 para indagar dos líneas de investigación de este caso.

El agente de la Atic dice que en sus investigaciones logró identificar a tres testigos claves del caso: X11, X12 y A31. Una línea lo remitió hasta la colonia Ulloa de la capital, donde supuestamente estaban dos de sus testigos.

“El testigo X11 habló de la banda de Los Petretes”, señaló el agente.

Al parecer el testigo X11, en una pulpería del sector, se encontró con dos carros, un turismo y una camioneta, un individuo se bajó y gritó: “¡Solo faltó que lo mataran a patadas!”, mientras les tiraba una bolsa negra supuestamente llena de dinero.

El agente entonces propuso emitir un requerimiento contra un estafador que supuestamente estaba vinculado con el exfiscal, quien era su asesor legal. Presuntamente, “el estafador se robaba las tierras, los ponía a nombre de personas cercanas y después asesinaba a las personas que no le pagaban”, dijo. De acuerdo con el agente, la banda de Los Petretes se dedica al sicariato, secuestro y robo de vehículos.

El testigo X12 expresó al agente de la Atic que un día estando en el billar El Bombón de la colonia Ulloa varios individuos, que mientras estaban jugando, vieron a Kevin en las noticias y manifestaban entre carcajadas: “Miren, allí está ese man jalado y nosotros comiendo y bebiendo”.

Mediante un vaciado telefónico el investigador logró identificar que el estafador y el exfiscal sostuvieron una fuerte discusión, la cual sería el origen de ordenar su asesinato.

El testigo AB1 le expresó al agente que el día del ataque él se encontraba en la zona en su carro y observó por el retrovisor a dos personas de espaldas y que ninguna de las dos tiene algún parecido físico con Solórzano.