Tegucigalpa, Honduras.

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) tendrá “libre acceso” a documentos de instancias civiles y militares como parte de sus facultades para investigar casos de corrupción.

A la Maccih se dará la autorización de obtener “información documental que guarde relación con los archivos oficiales, las bases de datos y registros públicos y cualquier información semejante a las que estén en posesión de instituciones civiles y militares”, según el convenio de constitución de esa entidad próxima a firmarse. No obstante, la entrega de estos documentos se hará “con observancia de los prescrito en la Constitución de la República”, es decir, que en casos excepcionales podrán mantenerse reservados.

La firma

Estas condiciones constan en el acuerdo de convenio de la Maccih que se firmará el 19 de enero entre el secretario de la organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en Washington, sede del organismo continental.

La Maccih fue acordada entre el Gobierno hondureño y la OEA para adecentar el sistema judicial en el país y tendrá como algunos de sus cometidos crear una unidad especial de fiscales para investigar redes de corrupción.

Los elementos de esta unidad serán nombrados por el Ministerio Público; pero serán seleccionados, evaluados y certificados por la Maccih.

Los requerimientos fiscales siempre serán presentados por el Ministerio Público.