03/12/2022
12:01 AM

Más noticias

Intervención inmediata para proteger el valle de Sula de más inundaciones

Representantes de gobierno se reunieron con empresarios el fin de semana y ayer alcaldes y secretarías conformaron una comisión para priorizar proyectos en bordos.

San Pedro Sula, Honduras.

Las inundaciones generadas por las lluvias en septiembre dejaron nuevamente vulnerable al valle de Sula con más de 118 filtraciones y rupturas en bordos de protección de los ríos Chamelecón y Ulúa. El gobierno ordenó la intervención inmediata, y a través de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) y el Fondo Hondureño de Inversión Social (Fhis), hay 750 millones para realizar estos trabajos.

Para que estos proyectos se ejecuten en orden de prioridad y trasparencia, ayer se conformó una comisión técnica veedora. El Consejo Hondureño de la Empresa Privada, la Asociación de Municipios de Honduras (Ahmon), el Fhis y la SIT conforman la comisión.

Las lluvias han dejado saturados los suelos y daños en los bordos de los municipios del valle de Sula. Fotos: Yoseph amaya y franklyn muñoz

Situación

Haylin Suárez, directora noroccidental de SIT, dijo que ahorita según la información que den los alcaldes y el sector privado, se elaborará un plan de emergencia, el cual será presentado a la presidenta Xiomara Castro este fin de semana. Para la ejecución de estos 118 proyectos han calificado 450 empresas. Ya comenzaron los primeros , solamente donde se pueden entrar pero los proyectos macro se harán hasta el verano de 2023.

La funcionaria dijo que la SIT tiene 600 millones de lempiras para estos fines mientras que el Fhis destinará 150 millones de lempiras. “Tenemos 118 puntos donde hay rupturas o filtraciones y daños en puentes, sin embargo cada día que salimos a supervisar, nos encontramos con más daños, unos seis al día, bordos que se han filtrado y canales azolvados, se necesita que el río Ulúa baje a niveles normales”, comentó.

Suárez dijo que la presidenta Xiomara Castro han priorizado la construcción de la represa El Tablón en Ceibita Quimistán, el cual arrancará en esta administración y se elaborarán en unos cuatro años, sin embargo hay que socializar y reubicar a pobladores cercanos. “Se va empezar pero será hasta el otro gobierno que se va terminar”, comentó.

Planteamiento

Jesús Canahuati, director del Cohep, dijo que las reuniones y el interés del gobierno en resolver los problemas de inundaciones en el Valle son positivas.

Mencionó que históricamente los trabajos que hechos para resolver estas llenas en el Valle han sido muy pequeños y siempre se han generado las pérdidas humanas y materiales. Destacó que Honduras cuenta con una protección montañosa contra los huracanes, que mitiga la fuerza destructiva de los vientos pero no de las súper precipitaciones.

El próximo fin de semana presidenta recibirá informe con proyectos prioridad en municipios.

En ese sentido durante décadas la empresa privada ha dicho que la solución son embalses (represas) que servirán no solo para evitar las llenas sino para hacer fértil los valles del país y también para generar energía.

Canahuati dijo que con el tablón se resolverá al 100% las inundaciones generadas por el río Chamelecón y para controlar las aguas del Ulúa se necesitan las represas Los Llanitos, El Jicatuyo y El Tornillito, las cuales son de mayor envergadura.

Agregó que para el Tablón ya se tienen los estudios y el gobierno se comprometió a arrancar con este proyecto a la brevedad y afirmó que el gobierno comenzará las licitaciones para terminar los estudios de Jicatuyo y Los Llanitos, pero que estos se harían probablemente en uno o dos años y su construcción otros cinco años.

“Durante este periodo tendremos tormentas, entonces se acordó que en esta semana se planteará un proyecto más robusto sobre qué hacer para controlar estas llenas mientras se terminar de elaborar estas represas, porque mínimo estaremos siete años antes que se concluyan”, concluyó.

Frank Antúnez dijo que desde el 26 de agosto que comenzaron las lluvias fuertes se afectaron 77 mil personas, 19 mil evacuados y 17 albergados, de los cuales 11 mil han retornado a sus hogares en 8 municipios afectados y se han entregado víveres.