18/05/2022
05:33 PM

Más noticias

Continúa la instalación de puentes bailey a nivel nacional tras daños de Eta y Iota 

Se precisa que se trata de 600 metros lineales de puentes. Las tormentas arrasaron a finales de año 2020, principalmente en el Valle de Sula.

Tegucigalpa, Honduras.

Con el objetivo de acelerar y rehabilitar las vías de acceso afectadas por las tormentas Eta y Iota, se avanza en el proceso de instalación de puentes bailey ubicados en diferentes puntos del país.

El coordinador de proyectos de emergencia de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Julio Quiñónez, informó que ya se encuentran realizando trabajos de construcción de los cimientos de algunos de estos puentes a nivel nacional.

“En el caso del puente bailey ubicado en la zona fronteriza con Guatemala de Agua Caliente, se está en proceso de instalación, una de las dos bases que se deben instalar para el montaje ya está en proceso de colocación“, explicó.

El funcionario detalló que se encuentran realizando las solicitudes pertinentes a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional para comenzar en el lado de Guatemala las obras de construcción en el tramo compartido con ese país.

Lea: Extienden toque de queda hasta el 18 de julio en Honduras

“Se tuvo comunicación a través de la Cancillería de Honduras con la de Guatemala para que nos den por escrito la autorización y así poder iniciar el montaje de la base faltante”, detalló.

“El puente que está en Cedros ya se encuentra en proceso de construcción y avanza a buen ritmo. Ya se han realizado evaluaciones en diferentes sitios para constatar la necesidad de más puentes y de esta forma mejorar las condiciones de los pobladores de estas zonas', añadió.

“Se han evaluado muchos sitios, solo falta hacer una visita técnica de parte de la empresa que supervisa para que se pueda iniciar el proceso de montaje del resto de lugares que se han identificado”, indicó.

Los lugares identificados son Comayagua, en la comunidad de Ojo de Agua, en el sector que comunica entre Juan Francisco Bulnes e Iriona (departamento de Colón), en el sector de La Guagua, Santa Bárbara.

Además: Convertirán dos triajes en centros de estabilización en la capital de Honduras

También en Santa Rita, Copán; Trojes, El Paraíso, y está pendiente de confirmación de dos puentes en el sector del departamento de La Paz, donde se realizará una visita técnica para definir los puntos y avanzar en los procesos de instalación.

Julio Quiñónez recordó que el 17 de junio pasado llegaron al país las primeras piezas que son parte de los 600 metros lineales de puentes bailey adquiridos para habilitar vías de comunicación en municipios y zonas productivas afectadas por Eta y Iota en 2020. Quiñónez explicó que de esos 600 metros lineales se obtendrán puentes dependiendo del tamaño de cada uno.

Por su parte, el representante del Consorcio Dynamico, Juan Murillo, afirmó que la instalación de puentes bailey en las comunidades afectadas por las lluvias beneficiará de forma directa a la población e indicó que se trabaja para colocar el primero de ellos en Agua Caliente.

El Consorcio Dynamico es la empresa encargada de la instalación de estos puentes, los cuales serán colocados, según los estudios correspondientes, en puntos estratégicos.

Debido a los daños causados por las recientes lluvias en el paso por Agua Caliente, actualmente está suspendido el tráfico pesado y solo se permite el liviano por ese sector, según informó la Administración Aduanera de Honduras.

Murillo explicó que en el caso del puente bailey que será construido en la zona fronteriza de Agua Caliente es de vital importancia su rápida construcción debido a que es un paso fronterizo, por lo que debe ser atendido con la mayor agilidad posible.

“Estamos tratando de que estos trabajos sean en el menor tiempo posible, estimamos que lo tendremos listo en un mes y medio. Además del beneficio en locomoción que traerán estos puentes bailey a los pobladores de las diferentes zonas, según la empresa Acrow (fabricante de los materiales), la durabilidad está estimada en 70 años o más.