15/08/2022
07:37 AM

Más noticias

Inicia reforzamiento para estudiantes desvinculados del sistema por covid y huracanes

El año escolar concluirá a finales de enero del próximo año.

Tegucigalpa, Honduras.

Para atender a los escolares que se desvincularon del sistema educativo hondureño, la Secretaría de Educación inició esta semana los campamentos lúdicos, los cuales sirven para la recuperación y reforzamiento de los aprendizajes de estudiantes de manera abierta.

El último reporte de la plataforma Odk Collect, herramienta usada por los docentes para registrar sus actividades, indica que, hasta el 25 de septiembre de 2021, de 1,682,622 alumnos matriculados, un total de 79,728 no fueron atendidos; es decir, que se retiraron del sistema. La cifra representa el 5% de la matrícula escolar.

El secretario de Educación, Arnaldo Bueso, dio a conocer que se estará trabajando del 6 al 17 de diciembre de 2021 y del 3 al 28 de enero de 2022.

Los campamentos lúdicos se hacen a través de las direcciones municipales de Educación, con la coordinación directa de los centros educativos y con el apoyo de voluntarios.

El funcionario aseveró que poseen alternativas que les permite atender a los educandos hasta el último día del mes de enero y de acuerdo con la decisión que tome el nuevo Gobierno, de iniciar clases cuanto antes en el mes de febrero.

Arnaldo Bueso espuso sobre la condición que enfrentan los estudiantes sometidos al reforzamiento.

Educación subrayó que existen alternativas para atender a los estudiantes de forma semipresencial y con las medidas de bioseguridad, pero también con las atenciones virtuales.

El año escolar para los que estuvieron permanentes en el sistema educativo finalizó en el mes de octubre de este año.

Bueso aseguró que en el caso de los que estuvieron medianamente en el sistema educativo fueron sometidos a reforzamientos en el mes de noviembre.

“Hay una importante cantidad de estudiantes que estuvo medianamente en el sistema y hay otros que no estuvieron producto de la pandemia del covid-19 y de los huracanes Eta y Iota, es por ello que se están implementando los campamentos”, señaló.

Las actuales autoridades educativas dejarán una propuesta para las que asuman la entidad el próximo año. Proponen que para 2022 se debe hacer una evaluación diagnóstica en todos los estudiantes para conocer cuál es el impacto del covid-19 en sus aprendizajes y, de acuerdo con esa información, generar un plan remedial para fortalecer las áreas y asignaturas de relevancia en el desempeño académico.

Críticos del sistema educativo hondureño coinciden que muchos niños y adolescentes resultaron afectados en sus estudios debido a que las clases virtuales puestas en marcha por la Secretaría de Educación, han sido un fracaso, sobre todo en zonas del país donde los alumnos no tienen acceso a las tecnologías.

En Honduras solamente 16 de cada 100 personas tienen acceso a un ordenador en el área urbana, mientras que en las zonas rurales, donde está la mayor población de niños, apenas el 1.9%, según citan estudios académicos.