01/12/2022
04:35 AM

Más noticias

Independencia, la clave para instalar la Cicih en Honduras

Para la coordinadora residente de la ONU en Honduras, es clave que la Cicih sea imparcial y tenga facultades de querellante adhesivo.

TEGUCIGALPA

El gobierno de Xiomara Castro y la Organización de Naciones Unidas (ONU) entrarán en la etapa final de negociaciones para la instalación de la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Cicih).

De la administración de Castro será el canciller Eduardo Enrique Reina quien estará al frente de las negociaciones y por la ONU lo hará Miroslav Jenca, subsecretario general para Europa, Asia Central y América en Asuntos Políticos.

Además

Naciones Unidas le propuso al Gobierno que la Cicih pueda actuar como un acusador privado, pero el oficialismo estuvo en contra y recomendó tener una comisión que acompañe al Ministerio Público en la acción penal.

Xiomara Castro y el secretario general de la ONU, António Guterres, dialogaron en Nueva York sobre la instalación del mecanismo, pero no lograron puntualizar los alcances y avanzar con la llegada del organismo al país.

Para Alice Shackelford, coordinadora residente de Naciones Unidas en Honduras, será clave que ambas partes lleguen a un acuerdo en dos puntos claves y así instalar la Cicih.

Uno de esos puntos es que la Comisión tenga la facultad de ser un querellante adhesivo y haga un trabajo similar al de la Procuraduría General de la República en los Tribunales.

“Hay dos elementos claves y son elementos que necesitan diálogo, que es el querellante adhesivo, que entiendo que hay varias opciones, y el tema de la imparcialidad e independencia del mecanismo, esos son temas que se deben finalizar para encontrar una posición en común”, puntualizó Schackelford.

Dato

El 17 de enero de 2020, la ONU emitió un comunicado en el que anunció la no renovación del convenio con el Estado de Honduras para el seguimiento del organismo.

La diplomática consideró que al no haber encontrado puntos en concordancia entre la propuesta de la ONU y la respuesta del Gobierno es crítico, pero habrá que disipar esas diferencias.

“Hay un momento crítico porque hay un borrador por parte de Naciones Unidas, y Honduras envió una serie de comentarios con sugerencias a nuestro borrador. Hay algunos puntos donde hay necesidad de tener más intercambio, dialogar para encontrar posiciones en común”, señaló.