28/11/2022
08:32 PM

Más noticias

Pobladores protestan por instalación de nuevo peaje y cierran paso en la CA-5

El paso se mantiene cerrado en la carretera que conecta a San Pedro Sula con Tegucigalpa.

Santa Cruz de Yojoa, Cortés.

Un grupo de pobladores mantiene obstruido el paso en la carretera interdepartamental CA- a la altura del municipio de Santa Cruz de Yojoa, norte de Honduras.

Las protestas de los pobladores surge a partir de supuestos estudios en el sector de Montecillos para instalar las casetas de peaje ubicadas en el desvío a Río Lindo, a varios kilómetros de distancia.

El relato de pobladores de Montecillos describe que funcionarios hondureños y representantes de Concesionaria Vial (Covi), encargada del mantenimiento y explotación de la carretera CA-, se presentaron al lugar para realizar estudios topográficos e indicaron que ese sitio sería elegido para la reinstalación.

Sin embargo, desde hace algunos días esa entidad y el Gobierno hondureño reinstalan las casetas en Caracol, Potrerillos, Cortés.

DÍAS ATRÁS

La Concesionaria vial del Honduras (Covi) comenzó el 23 de septiembre traslado de las casetas de peaje de Santa Cruz de Yojoa hacia el kilómetro 193 de la carretera Ca-5.

Equipo pesado trasladaba ayer los nuevos módulo donde se instalan los empleados de caja para realizar el cobro a los usuarios de esa vía, mientras personal técnico preparaban la zona donde serán instaladas.

Luego del último accidente en el peaje de Santa Cruz de Yojoa, el Gobierno ordenó demoler las casetas y trasladarlas a una zona de menor riesgo, ya que en la actual ubicación se han registrado al menos 15 accidentes con igual número de víctimas.

Las casetas eran trasladadas hacia Caracol en los últimos días.

La mayoría de los percances los causaron motoristas de equipo pesado y en algunos casos se argumentó que en la zona de cuestas pierden el sistema de frenos y es difícil controlar las unidades.

Luego de la orden de la presidenta Xiomara Castro, una comisión de gobierno y la empresa vial iniciaron los estudios para remover la caseta de cobro, lo que ayer comenzó a tomar forma, se estima que en unos 20 días máximo estén terminados los trabajos.