21/04/2024
12:01 AM

Hospitales de Honduras apenas tenían el 40% de medicamentos

  • 06 febrero 2019 /

La meta de la interventora es que a partir de julio próximo las farmacias de los centros hospitalarios estén abastecidos en un 80% Medicinas se vencían por falta de planificación.

    Tegucigalpa, Honduras

    Las enfermedades crónicas que sufre el sistema sanitario público solo podrán extirparse a través de un proceso que ataque las raíces del mal, y ya parece existir la cura.

    El ansiado cambio comenzará con un rediseño de todos los procesos arcaicos que impiden mantener abastecidos de medicamentos los centros hospitalarios y atender la alta demanda de cirugías que a veces nunca llegan a los pacientes, porque estos fallecen en su escabrosa espera de restablecer su salud.

    Dato
    La comisión interventora de los hospitales también revisará el cuadro básico terapéutico de medicamentos, que actualmente es de alrededor de 245 fármacos

    Al menos esa es una de las primeras visiones que tiene la Comisión Nacional de Salud, nombrada por el Poder Ejecutivo para resolver el desorden administrativo que impera en el sistema de salud público, aunque están claros que no es la panacea a la que aspiran los demandantes de los servicios hospitalarios.

    La comisión la integran Pamela Molina, Julieta Castellanos, Oswaldo Canales, Amanda Madrid y Blanca Munguía. En su momento también fue nombrada Alba Consuelo Flores, quien luego se convirtió en la nueva ministra de Salud.

    Como primera acción para despejar el tétrico panorama, los interventores tienen claro que hay que cambiar todos los procesos administrativos, especialmente los orientados a la compra de medicamentos, y lo relacionado a las intervenciones quirúrgicas y reducir así la alta mora a nivel nacional.

    $PieFoto

    Demasiados protocolos

    “Actualmente hay muchos protocolos y por eso abogamos cambios, porque en ocasiones esos esquemas impiden atender adecuadamente las emergencias, sobre todo en épocas donde la demanda de atención crece como la Semana Santa y la Navidad”, dijo Canales a LA PRENSA.

    908
    millones de lempiras es el presupuesto anual del Ministerio de Salud para la compra de medicamentos a nivel nacional.

    La clave no es llenar de medicamentos las farmacias de manera abrupta, sino de medir los tiempos, en el sentido de ser oportunos en la atención, de acuerdo a fecha y necesidades de los demandantes de salud, agregó el representante de la sociedad civil.

    Dentro de esa autopista, por medio de la cual exploran soluciones, los interventores buscan que los principales centros regionales se conviertan en aliados del Hospital Escuela, en lugar de ser alimentadores de pacientes que terminan congestionado a este último complejo hospitalario, y el Mario Rivas de San Pedro Sula.

    El ataque al desastre encontrado por los interventores, también comenzó con la remodelación de varios quirófanos del Hospital Escuela y la mejora y rehabilitación de las salas de operación del resto de hospitales nacionales.

    Sin medicinas

    Cuando asumieron sus cargos, los interventores hallaron apenas un abastecimiento promedio del 40% de medicamentos, detalló Canales, tras explicar que eso es el resultado de la mala planificación y no propiamente por la falta de recursos para la compra de medicamentos e insumos.

    La meta de la interventora es que a partir de julio próximo esté funcionando un nuevo esquema de suministros de medicamentos que consiste en minimizar los procesos en lo relacionado a compras, almacenaje y distribución. Canales indicó que el anhelo es lograr, al menos, un abastecimiento de medicamentos de un 80%. Pero también es importante, añadió, crear una rectoría más eficaz para que estos sean entregados con mejores criterios en beneficio de los pacientes. “Formamos parte de una comisión transformadora de la salud y eso implica ver el panorama completo por lo cual comenzamos reuniéndonos con el personal de diferentes áreas del sistema, para verificar cómo trabajan día a día y examinar los organigramas”, expresó el pastor Canales.

    4.2
    millones de hondureños, en promedio, visitan los hospitales públicos, una gran mayoría es extremadamente pobre.

    Según el interventor, la transformación también comprende el combate directo a la mora quirúrgica y disminuir el periodo de espera de las citas médicas. Canales explicó que actualmente el suministro de medicamentos a los hospitales públicos es regulado por un fideicomiso bancario y para complementar esta herramienta, a fin de que sea lo más eficiente posible, están trabajando en la elaboración de un nuevo catálogo de medicamentos. “Tenemos que fortalecer el tiempo de la planificación, adelantarnos a los tiempos para que el medicamento esté en el momento en que los pacientes lo necesiten y nuestro plan es que muy pronto inicie ese esquema expedito de suministros”, subrayó el interventor.

    Profundizando sobre los procesos que tienen con anemia a los hospitales, Canales señaló que se debe terminar con la mala práctica de dejar vencer los medicamentos por la falta de planificación. Asimismo, los interventores están intercambiando información con otros países para conocer sus experiencias y modelos de atención hospitalaria que puedan ser aplicados a la realidad hondureña.

    La demanda de medicamentos es interminable.

    Operación a los quirófanos

    Canales también destacó que trabajan aceleradamente en la reparación de los quirófanos, actividad que comenzó en el Hospital Escuela con la modernización de cinco salas de operación que estarán totalmente terminadas en abril próximo.

    La comisión también contará con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con cuyos representantes harán un análisis exhaustivo de todos los hospitales para escuchar sus sugerencias.

    Muchos enfermos compran sus medicinas.

    desafíos de la interventora

    MORA
    Disminuir la mora quirúrgica y reducir el tiempo de las citas para una atención oportuna.

    CRÓNICOS
    Mantener el suministro de medicamentos para los pacientes crónicos a fin de que sus diagnósticos no se compliquen

    CAMAS
    Ampliar la oferta de camas para pacientes hospitalizados y de emergencia, y reducir el hacinamiento

    ACCESOS
    Mejorar el acceso de los pacientes a los hospitales, aunque no tengan referencias de otros centros sanitarios

    CIRCULACIÓN
    Los hospitales deben tener áreas de circulación general y restringida para una mejor funcionalidad

    REDUCCIÓN
    Reducir el número de pacientes que atienden los especialistas para facilitar mejores diagnósticos

    AYUDA
    fortalecer el área de trabajo social para evaluar la condición socioeconómica de cada paciente

    Anticorrupción
    Incorporar organismos como el Consejo Nacional Anticorrupción para vigilar los procesos de compra