Más noticias

Hondureño muere intoxicado en EEUU al intentar calentar su casa con generador portátil

El joven encendió un calentador que mantendría caliente la vivienda en la que estaba su esposa embarazada e hijo de cuatro años.

Texas, EEUU.

Un joven y padre de familia hondureño murió en las últimas en Texas, EEUU tras inhalar gases tóxicos cuando intentaba mantener cálida su vivienda ante la oleada de frío que azota territorio estadounidense.

El hondureño, identificado como Kevin Ayala, al ver cómo las bajas temperaturas congelaban su hogar, sin energía eléctrica, debido al apagón en varios estados por la tormenta invernal, decidió encender un generador portátil que activara el calentador de la vivienda.

Puede leer: Personal de salud es prioridad en proceso de vacunación, asegura Gobierno

Ayala vivía en Estados Unidos, tras emigrar desde Honduras, junto a su esposa e hijo, en el estado tejano. Tras encender el generador, el joven habría inhalado gases tóxicos que se desprendieron del aparato, lo que lo dejó inconsciente y posteriormente murió.

Su esposa relató: 'Nada de lo que hicieron lo hizo volver. El ya iba muerto desde la casa'. Pasó rápido. Todos quedamos incoscientes dentro de la casa'. El joven recibió asistencia médica en la vivienda, sin embargo, pese a los múltiples intentos por reanimarlo, no fue posible.

Lea también: Enfermera y técnica en laboratorio fallecen por covid-19

Katherin Padilla relató que el generador permaneció encendido durante 1 hora. 'Luego nos acostamos a dormir cuando nos dio sueño', dice. Tras esto, describe que su hijo empezó a convulsionar y que no recuerda nada. Los tres permanecieron incosncientes durante más de 1 hora.

'No podía mover los labios. Empezaron a darnos oxígeno', describe Padilla. Ayala fue trasladado a un centro asistencial pero llegó sin signos vitales. Mientras su esposa, en estado de embarazo, e hijo de cuatro años permanecieron en un hospital hasta ser dados de alta.