03/03/2024
11:17 PM

Confrontación entre defensores de Próspera y funcionarios de Gobierno

  • 08 diciembre 2023 /

Altos funcionarios del Gobierno intentaron imponer un patronato en Crawfish Rock, sin embargo, esa comunidad les reclamó respetar su derecho a trabajar

Roatán, Islas de la Bahía, Honduras. Momentos de tensión se vivieron la mañana de este viernes en la comunidad de Crawfish Rock, Islas de la Bahía, cuando funcionarios del Gobierno intentaban realizar un acto de “demostración de soberanía nacional en la zona”, pero habitantes de la comunidad les exigieron respetar su derecho a trabajar y a tener un salario que dignifique a sus familias.

La comunidad negra de habla inglesa y misquitos de Crawfish Rock estaba convocada para la elección de las nuevas autoridades, sin embargo, el acto fue aprovechado por altos funcionarios del gobierno para intentar mostrar el ejercicio de la soberanía en esa zona y recolectar firmas contra las zedes.

A la comunidad, que nunca había recibido un funcionario de alto nivel, acudieron Fernando García, comisionado gubernamental contra las Zedes, Marlon Ochoa, director del SAR y Octavio Pineda, ministro director del FHIS, entre una enorme comitiva, y grupos de activistas que adversan a las Zedes.

La jornada, que comenzó con el Himno Nacional y una oración al Creador, rápidamente se tornó caótica cuando los promotores de la reunión evitaron la participación en las votaciones de la mayoría de los pobladores de la comunidad, quienes exigían expresar sus opiniones a favor de la Zede Próspera, este importante sector de la población respalda a las zonas de desarrollo, mientras que otros se opone.

La confrontación se desarrolló motivada por activistas de organizaciones contra las Zedes, quienes indujeron a los pobladores a exigir la salida de esas inversiones del territorio nacional, pero encontraron oposición, ya que al menos el 40% de los habitantes laboran en Zede Próspera.

Es importante señalar que más del 40% de los habitantes de Crawfish Rock labora en Zede Prospera, según datos obtenidos, lo que añade un componente económico a la complejidad de la situación. Este grupo de trabajadores intentó participar en la elección del patronato, pero les fue violentado su derecho, según denunciaron ante medios locales.

Parte de la comunidad de Crawfish Rock durante la asamblea.

“Tengo hijos que mantener, ellos (el gobiernos) no me van a dar trabajo, estamos peleando nuestro derecho al trabajo”, dijo una de las líderes de la comunidad que labora en la Zede Próspera durante la asamblea.

Algunos medios informaron que el Gobierno, encabezado por el Comisionado Presidencial contra las Zede, Fernando García, junto a otros funcionarios intentaron ejercer una muestra de soberanía en la comunidad, pero lo que lograron fue generar malestar entre los pobladores que expresaron su inconformidad por la falta de apoyo en la creación de empleos y la entrega de ayudas por parte del gobierno.

Luego de los disturbios, los funcionarios del gobierno se marcharon de la comunidad, así como había llegado y se imitaron a postear en redes sociales su demostración de soberanía en Islas de la Bahía.

El Congreso Nacional derogó en abril de 2022 la ley que dio vida a las Zede, sin embargo, fue incapaz de ratificar la derogación en la pasada legislatura, así como tampoco pudo revertir los tratados internacionales que amparan las inversiones extranjeras en Honduras

Las autoridades competentes deberán emprender acciones para restablecer la calma en Crawfish Rock y promover un diálogo inclusivo que permita a los residentes expresar sus preocupaciones y aspiraciones de manera constructiva. La búsqueda de soluciones consensuadas es fundamental para garantizar el bienestar y la armonía en esta comunidad diversa.

“Los pobladores de la comunidad se molestaron porque vienen más de 60 personas del Gobierno a querer imponerles un patronato” que el gobierno quiere para seguir calumniando a las Zede” dijo Jorge Colindres, secretario técnico de Prospera Zede.

Unas 60 personas misquitos y negros de habla inglesa alzaron su voz contra el evento anti-zede organizado por el gobierno y exigieron un proceso transparente de elección de sus autoridades y el respeto de su derecho a trabajar”, agregó Colindres.

“Saludamos a los valientes pobladores de Crawfish Rock que hicieron escuchar sus voces ante la nutrida comitiva de burócratas de Tegucigalpa y hacemos un llamado al respeto y garantía de los derechos humanos de quienes han encontrado en Próspera Zede una oportunidad de proveer alimentación, salud y educación a sus familias”, puntualizó Colindres.