21/05/2024
02:26 PM

Este lunes eligen al rector de la Unah

  • 12 diciembre 2023 /

El gran desafío de los responsables de elegir al nuevo rector es mantener su integridad frente a los políticos de turno.

Tegucigalpa

Siete miembros de la Junta de Dirección Universitaria (JDU) se jugarán este lunes su credibilidad al decidir si dejan el liderazgo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) en manos de un académico respetado o ceden a las presiones del Partido Libertad y Refundación (Libre) y ponen al candidato Odir Fernández.

Él es impulsado por una corriente de Libre acuerpada por Casa Presidencial, busca imponerse sobre la candidatura del reconocido científico Marco Tulio Medina, sobre la candidatura de María Victoria Zelaya y la de Francisco Herrera, rector interino; todos ellos con un gran perfil académico y con gran experiencia en la parte administrativa de la Unah.

También está el candidato René Antonio Noé Martínez, quien actualmente labora para la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

La Junta Universitaria, conformada por Osman Martínez Padilla, Mauricio Díaz Burdett, Patricia Durón Varela, Víctor Isaías Molina Sánchez, Norma Idalia Martínez, Raúl Orlando Figueroa Soriano y Carlos Alberto Pérez Zelaya, dejó que Odir Fernández siguiera en el proceso a pesar de que el 26 de octubre recibieron una denuncia donde se les expuso que la resolución del Consejo Universitario —CU-O-001-01-2012 de fecha 27 de febrero de 2012— lo inhabilitaba.

Ante el obstáculo, Fernández presentó desistimiento el 16 de noviembre.

“Yo ya había oído hablar de que Libre estaba presionando para que colocaran como rector a su candidato. Si esta elección es bajo las presiones del partido en el Gobierno es una cosa totalmente absurda. Para mí, el rector debe ser el académico con más nivel”, sostuvo Víctor Manuel Ramos, un exparticipante en estos procesos universitarios.

Si la Unah cae en manos de políticos, ellos van a poner profesores incapaces recomendados por un político y no con base en calidad académica, también serían una amenaza para el presupuesto, advirtió Ramos.