Tegucigalpa. La presidenta Xiomara Castro exhortó ayer en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) a los países a tener unidad, sobre todo a las naciones que son lideradas por jefes de Estado de izquierda.

Castro, quien se encuentra en Buenos Aires, Argentina, dijo que la Organización de Estados Americanos (OEA) fracasó en Latinoamérica, por lo que se necesitan cambios.

“Ante el fracaso de la OEA, hoy la Celac es más necesaria que nunca. La derecha no descansa cínicamente, ya que hablan de desarrollo y planifican golpes de Estado a través de su maquinaria mediática, el boicot económico y la persecución política”.

Castro dijo a sus homólogos que “es fundamental que asumamos un papel protagónico de multipolaridad, que denunciemos las políticas asimétricas de la globalización que nos arrastra a sufrir consecuencias de la guerra como la de Ucrania, sometiendo nuestros pueblos a niveles intolerables de justicia”.

Castro sentenció que “ningún hermano” debe arriesgar su vida migrando hacia países en los que son tratados “como ciudadanos de segunda categoría”.

Aparte de felicitar a Luiz Inácio “Lula” da Silva y Gustavo Petro por sus triunfos en Brasil y Colombia, respectivamente, Xiomara Castro mostró su “apoyo pleno” a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández” por ser una “víctima de la implacable persecución judicial”.

Además, condenó el “golpe de Estado” en Perú.