22/05/2024
02:15 PM

Unas 700 llamadas al mes denuncian violencia de género al 911

Autoridades del Sistema Nacional de Emergencias (SNE 911) en la región del occidente de Honduras informaron que unas 700 llamadas al número de emergencias son para denunciar agresiones de parte de sus parejas.

Copán, Honduras.

Denuncias por maltrato familiar, violencia doméstica y agresiones sexuales y otras modalidades de violencia de género, son las que más recibe el Sistema Nacional de Emergencias (SNE 911) en la región de occidente.

De acuerdo con estadísticas proporcionadas por el sistema, al mes se reciben al menos 700 denuncias de violencia de género en la región de occidente.

Santa Rosa de Copán es el municipio del cual más denuncias se registran, informaron fuentes oficiales.

Xiomara Castro compara vacunación en gobiernos de JOH y “Mel” Zelaya

Asimismo se informó que los días que más se denuncia la violencia doméstica son los viernes, sábados y domingos, cuando hay más ingesta de bebidas alcohólicas, lo cual podría ser un factor que incita a que haya más agresiones.

Gabriela López, jefa regional del SNE detalló que “muchas denuncias no son ratificadas, la mayoría sólo se quedan en una detención por 24 horas que constituyen a una falta”.

Desde el 911 se brinda asistencia psicológica a quienes denuncian “y se da un seguimiento para que quienes sufren violencia interpongan una denuncia formal y no se queden en faltas” dijo López.

En ese sentido, el subcomandante de la Unidad Departamental de Prevención de Copán (UDEP 4), Ángel Murillo indicó que esa entidad de seguridad recibe directamente “un promedio de 25 denuncias por este tipo de delito”.

El subcomandante detalló que “todas las denuncias son interpuestas por mujeres, reflejando la subregistro por parte de los hombres”.

El entrevistado detalló que “aproximadamente el 80% de estas denuncias resulta en la detención de los agresores, evidenciando nuestro compromiso con la persecución efectiva de estos casos”.

Sin embargo, solo el 20% de las víctimas continúan con el proceso de judicialización.

“Durante los fines de semana observamos un aumento del 20% en la incidencia de violencia doméstica en comparación con los días de semana, lo que nos insta a intensificar nuestros esfuerzos durante estos períodos críticos” explicó Murillo.