22/02/2024
12:57 AM

Copán: reactivan más de 200 cámaras de videovigilancia

Más de 200 cámaras de videovigilancia en Santa Rosa de Copán, La Entrada, Copán Ruinas y Gracias están funcionado nuevamente en la zona occidental

Copán, Honduras.

Más de 200 cámaras de videovigilancia que son operadas por el Sistema Nacional de Emergencias (SNE) fueron reactivadas en los últimos días en la región occidental de Honduras.

Las cámaras que por casi dos años no funcionaron por problemas administrativos a nivel nacional, de nuevo contribuyen a mejorar la seguridad en la zona.

Gabriela López, encargada del SNE 911 en Copán, Ocotepeque y Lempira, informó que el proceso de reactivación ha sido paulatino y aunque aun falta que se reactiven más cámaras, el 85% de las 243 que están instaladas en diferentes municipios de la región, ya están en funcionamiento.

VIDEO: Accidente entre camión y camioneta en San Pedro Sula

Las cámaras reactivadas se encuentran en los municipios de Santa Rosa, Copán Ruinas, La Entrada y Gracias, en el departamento de Lempira.

Buscan reactivar todas las cámaras

“Esperamos que en los próximos días se concluyan los procesos de mantenimiento para que el 100% de las cámaras estén activas en la regional” afirmó López.

La mayoría de las cámaras instaladas se encuentran en Santa Rosa de Copán donde hay unas 123 cámaras, mientras que más de 52 en La Entrada y unas 33 en Copán Ruinas, el resto están instaladas en Gracias.

“Es tecnología de punta que no está en mercados nacionales y se llevó un proceso de licitación que culminó el año pasado con la adquisición del equipo que actualmente estamos ofreciendo” informó la funcionaria al ser consultada por la suspensión temporal de la videovigilancia desde el año 2022.

Las cámaras de seguridad son un instrumento importante en el tema de seguridad, ya que permiten el seguimiento de casos, así como persuasión para que no se cometan ilícitos.

Sólo en la oficina regional se registra un promedio entre 4,500 y 6,500 llamadas de emergencia diarias.

Los fines de semana el número se dispara y llegan a las 8,000 llamadas por día.

Las denuncias más recurrentes en la región de occidente son las de violencia doméstica y accidentes de tránsito.