Tegucigalpa.

A 36 días para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) convoque a elecciones primarias no solo falta la ley que regirá a este órgano, sino que la oposición política se encuentra dividida y a la búsqueda de acuerdos con el oficialismo que se materializarían en el Congreso Nacional.

Mientras una facción del Partido Liberal demanda que se discuta al igual que apruebe la nueva normativa electoral, Libertad y Refundación (Libre) insiste en la admisión de reformas como la segunda vuelta, negándose a que se haga la convocatoria a los comicios que se llevarán a cabo en marzo de 2021 con el censo electoral definitivo que data de hace tres años.

El Partido Nacional no está a favor del balotaje y considera que debería de darse más análisis, postura que mantienen desde el año pasado. La opción que han planteado los líderes de la principal fuerza del CN es que a través de un plebiscito se le consulte al pueblo si está o no de acuerdo con la segunda vuelta electoral, incluyendo la regulación de la reelección presidencial que rechazan los opositores. Todas estas diferencias ocasionan retrasos e incertidumbre que se acentúan por la pandemia del covid-19 que afecta al país.

“Reiteramos nuestra disposición pública desde el año 2013 de aprobar las reformas que limpien los procesos electorales en Honduras, entre ellas la segunda vuelta. Los retamos a aprobarlas mañana mismo en sesión extraordinaria del Congreso”, subraya el pronunciamiento emitido por el partido de izquierda que firmó su coordinador general, Manuel Zelaya.

El Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL) divulgó un comunicado en el que se manifiesta en contra de la pretensión de aprobar disposiciones o una ley que regule de forma transitoria los procesos democráticos del próximo año.

El presidente de la comisión especial que dictaminó el instrumento legal del CNE, Mario Segura, mencionó que “hay una posición de Libre que ellos no aceptan el censo y estamos dialogando, viendo qué cambios podemos hacer; una vez que tengamos listos los consensos los vamos a agregar a la ley y presentarla lo más antes posible”.

Aunque el dictamen del marco legal que regirá al ente colegiado ya está listo, surgieron estas desavenencias, por lo que no se ha enviado a la Secretaría del Poder Legislativo para que se le dé el trámite correspondiente.