06/12/2023
10:20 AM

Texas pondrá en vigencia dos nuevas leyes contra migrantes

Con la SB4 les darán potestad a las autoridades policiales estatales y locales para detener y deportar migrantes. Con la SD3 buscan continuar la construcción del muro

Dallas, Texas.

El estado de Texas se alista para poner en vigencia una ley que permitirá a todas las autoridades policiales detener y deportar de manera inmediata a personas que hayan entrado de manera ilegal a Estados Unidos.

Una segunda ley, aprobada al mismo tiempo, le da luz verde al gobernador de Texas, Greg Abbott, para utilizar unos 1,500 millones de dólares en la construcción de nuevos tramos del muro fronterizo iniciado por el expresidente Donald Trump y también instalar cualquier obstáculo, como vallas de púas, que impidan el acceso a extranjeros a través del río Bravo.

“Texas es el primer y único estado de Estados Unidos en construir nuestro propio muro fronterizo. Hasta que Biden dé un paso al frente para asegurar la frontera, Texas seguirá tomando medidas históricas para proteger nuestro estado y nuestra nación”, publicó Abbott este domingo en la red social X.

Río, muro y serpentina: obstáculos para hondureños rumbo a USA

Luego de aprobarlas y para que las firme, la Cámara de Representantes (controlada por republicanos) envió hace unos días a Abbott la Ley 4 del Senado (SB4), que amplía las facultades a la Policía estatal y local para que puedan detener a los migrantes indocumentados y expulsarlos; también la Ley 3 del Senado (SB3), que autorizará el uso de miles de millones de dólares en el reforzamiento de la frontera sur.

Hasta ahora, la encargada de vigilar y detener a los extranjeros que ingresan sin papeles son los agentes de la Patrulla Fronteriza, que, antes de deportar a los emigrantes, los trasladan a centros de procesamiento o centros de detención para que un juez decida si son expulsados a sus países de origen o beneficiados de una condición de refugiado o asilado.

Las vías

Para Urbino “Benny” Martínez, sheriff del condado de Brooks, el estado de Texas está buscando todas las vías legales posibles y sobre todo las leyes locales para frenar la ola de indocumentados a través de la frontera sur, y aclaró que aún esos dos proyectos no han entrado en vigencia.

Más de 500,000 hondureños sin documentos hay en USA

La frontera de Texas cubre aproximadamente la mitad de la línea limítrofe entre Estados Unidos y México: 2,018 kilómetros que van de El Paso hasta el Golfo. Dada a esta condición, es una zona por la cual cruzan miles de emigrantes centroamericanos, sudamericanos, asiáticos y africanos.

“Esta nueva ley aprobada en el estado permitirá que se apliquen leyes estatales. La Patrulla Fronteriza aplica las leyes federales. De esta manera, con leyes locales y leyes federales, estamos atacando a la migración ilegal”, dijo Martínez en una conferencia de prensa realizada en McAllen con medios de Guatemala, El Salvador y Honduras; entre ellos, Diario LA PRENSA.

La oficina dirigida por Martínez en Brooks tiene registro de cientos de cadáveres de migrantes encontrados en este condado desde que él asumió el cargo en 2009.

Extranjeros con visa de Trabajo en Texas entrevistados por Diario LA PRENSA consideran que la aprobación de nuevas leyes complicará mucho más el ingreso de centroamericanos ilegales que corren enormes riesgos desde que salen de sus casas, cruzan México y llegan al río Grande.

Hondureños buscan asilo, pero van a parar al temido “corralón”

“Los guatemaltecos, salvadoreños o hondureños deben buscar la vía legal, pueden aplicar a una visa de trabajo temporal, como hice yo, para venir a trabajar aquí un tiempo y volver al país de origen. Teniendo una visa de trabajo pueden aprobar cualquier ley, y eso no tendrá ningún efecto en las personas que estamos legales”, dijo Martha Mujica, madre salvadoreña de dos niños.

Mujica obtuvo hace tres años la visa H-2B para trabajar en el área de alimentos en Texas. Entre 2021 y 2023 ha logrado que le renueven la visa y, por su buena conducta, ha trabajado con dos empresas que le han pagado en una semana lo que podría ganar durante un mes en El Salvador.