28/05/2024
12:55 AM

1,000 vendedores invaden derecho de vía en entrada a La Ceiba

La construcción de champas para puestos de venta a orilla de la carretera CA-13 se han incrementado en los últimos años, sin que autoridades puedan hacer algo al respecto.

La Ceiba, Honduras

Los alcaldes de La Ceiba, Olanchito, Yoro, y Sonaguera, Colón, han unido esfuerzos para comenzar a gestionar la construcción de cuatro carriles desde Tela hasta Trujillo.

En una reciente reunión de Bader Dip, de La Ceiba; Juan Carlos Molina, de Olanchito, y Diler Hernández de Sonaguera, con Fredy Cover, titular de la regional de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT), se informó que el Gobierno no cuenta con fondos para financiar la obra que comprende unos 300 kilómetros.

La única alternativa es que se pague mediante el cobro de peaje. El proyecto tan anhelado por los ceibeños desde hace unas dos décadas sería la solución para tener una entrada digna a la ciudad de La Ceiba.

Actualmente unos 1,000 vendedores han invadido los derechos de vía, construyendo champas a lo largo de unos diez kilómetros en ambas entradas y salidas a la ciudad.

La situación empeoró en la administración anterior del exalcalde Jerry Sabio cuando unas 200 personas construyeron sus puestos de venta en el área verde frente a colonia Las Delicias, sin que la autoridad pudiera evitarlo.

Aunque se les entregó una nota de desalojo a cada uno, terminaron quedándose y cada día son más los que invaden el derecho de vía.

Estados Unidos condecora a hondureño por sus 38 años de servicio

“Estamos haciendo los esfuerzos necesarios para construir los cuatro carriles. Aquí el problema es que tenemos una falencia que la jefatura de derecho de vía solo está en Tegucigalpa. Como regional no tenemos esa facultad de ejercer estos procesos de desalojo y allá el protocolo es lento”, dijo Fredy Cover, titular de la SIT.

En operativos realizados por el personal de la SIT en la CA-13, algunos de los vendedores argumentaron tener permiso de la municipalidad ceibeña. “No sé cómo es que tienen permisos si la vía le corresponde al Gobierno. Ahora está difícil sacarlos porque necesitan trabajar, ahí solo con el proyecto cuatro carriles” agregó Cover.

“Aquí no conocen la palabra ornato, usted entra a la ciudad y parece que va entrando a una aldea con el desorden a ambos lados de la carretera. No ponen orden más bien más vendedores hay”, opinó César Maldonado.