21/05/2024
06:14 AM

La importación de maíz amarillo de EUA crece 132%

Productores hondureños se consideran los primeros afectados por el ingreso de maíz amarillo que desplaza la oferta nacional y amenaza la salud.

SAN PEDRO SULA

Los productores de maíz blanco se consideran los primeros afectados por el ingreso de grano amarillo libre de aranceles bajo el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta).

El DR-Cafta entró en vigencia para Honduras en 2006 y después de década y media el maíz amarillo empezó a ingresar al país libre de aranceles. Esta nueva condición comercial ha provocado un aumento de 132% (2023 respecto a 2014) en detrimento de la oferta nacional.

Cifras del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (United States Department of Agriculture, Usda, por sus siglas en inglés) indican que Honduras pasó de importar $97.66 millones de maíz en 2014 a $226.58 en 2023. En este ciclo mantuvo un promedio de compras anuales de $145 millones.

Según Usda, el año pasado, Honduras importó de Estados Unidos 779,773 toneladas métricas de maíz (blanco y amarillo) y se mantuvo en el primer lugar como el producto más comprado por este país entre una lista de diez bienes, entre ellos, harina de soya, cerdo, trigo, lácteos, algodón, cerveza, arroz y otros.

Honduras, el mercado número 22 en importancia para los productos agrícolas estadounidenses (con más de $1,300 millones), escaló las importaciones de maíz partir de 2021 cuando superó los $200 millones en su compra anual.

Amarillo

El grano amarillo procedente de Estados Unidos había sido utilizado en Honduras por la industria dedicada a la fabricación alimentos balanceados para animales, pero después de la pandemia, los comerciantes empezaron a vender mayores cantidades a los hogares por el bajo precio ofertado.

Para el año previo (2020), de acuerdo con el informe Mercado de Granos Básicos en Honduras del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), las importaciones de maíz amarillo mostraron un importante repunte al representar el 66.2% del volumen comprado.

Las compras de maíz amarillo ahora son tan grandes que, según el Informe de Comercio Exterior de Bienes del Banco Central de Honduras, tuvieron en 2023 una participación destacada en las importaciones de bienes comprados a Estados Unidos. El saldo ascendió a $6,250.9 millones (hasta noviembre pasado).

Juan Valladares, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Grano (Prograno) en Olancho, advierte que de continuar las importaciones masivas “habrá una catástrofe para el país porque los productores nacionales perderán la motivación para sembrar”.

“Estamos frente a una competencia desleal. El maíz amarillo que está llegando de Estados Unidos es un grano de mala calidad que tiene entre 5 y 6 años de estar almacenado. Es un grano no apto para el consumo humano, es para animales. Si siguen estas importaciones, vamos a perder el mercado, habrá desempleo y más migración hacia Estados Unidos”, dijo Valladares en una entrevista con Diario LA PRENSA.

Valladares es del criterio que el Gobierno “puede controlar estas importaciones para proteger la producción nacional, garantizar la seguridad y soberanía alimentaria y proteger la salud de todos los hondureños”.

“El maíz amarillo que ha estado almacenado puede afectar la salud de los hondureños porque tiene aflatoxinas y hongos”, dijo.

Las aflatoxinas, a las cuales hace referencia Valladares, son toxinas producidas por ciertos hongos en cultivos agrícolas como el maíz, el maní o cacahuates, la semilla de algodón y los frutos secos (de cáscara dura como las nueces), según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (National Cancer Institute, conocido como NCI, por sus siglas en inglés). Las aflatoxinas, asociadas al cáncer de hígado, “son producidas principalmente por Aspergillus flavus y Aspergillus parasiticus, los cuales son abundantes en las zonas cálidas y húmedas del planeta”, de acuerdo con el NCI.

Guatemala

Dulio Medina, presidente nacional de Prograno, le explicó a Diario LA PRENSA que “la abundancia de maíz amarillo se debe a que ahora que está libre de aranceles cualquier persona puede importarlo de Estados Unidos”.

“Quien quiera puede traer maíz amarillo. En 2020 y 2021, durante la pandemia, esto no se vio por el alto costo de los fletes marítimos. Ahora está inundado el mercado. Hay unos 5 millones de quintales de maíz amarillo en el mercado nacional. La industria de productos balanceados solo procesa unos 14 millones y han importado unos 22 millones”, dijo Medina.

Millonarias pérdidas deja importación de maíz amarillo

Los productores nacionales proyectan que para mayo próximo tendrán alrededor de 100,000 quintales de maíz blanco que no podrán venderlos en el mercado nacional por la abundante oferta de grano amarillo comercializada a precios inferiores.

Para no perderlo, esperan que el Instituto Hondureño de Mercado Agrícola (Ihma) les compre 20,000 quintales y el resto lo exportarán a Guatemala si logran la autorización de las entidades de ese país.

Mientras los productores nacionales esperan exportar a Guatemala el maíz blanco, los comerciantes venden el grano amarillo en el corredor que inicia en el departamento de La Paz y termina en Copán, dicen los productores nacionales.

La importación de maíz amarillo de EUA crece 132%