26/05/2022
01:02 AM

Más noticias

Elvis Guzmán :'Sentí que se me terminaba la vida”

El licenciado contó que cuando el agua comenzó a filtrarse les llegaba a los talones y, en segundos, al cuello.

LA LIMA.

Después de pasar dos días y una noche sobre el techo de su casa en la colonia Planeta, el periodista Elvis Guzmán es uno de los sobrevivientes de las inundaciones de la tormenta Eta.

El reconocido periodista tiene gran trayectoria en comunicaciones, laboró varios años para Diario LA PRENSA y actualmente es el portavoz del Ministerio Público en la zona norte.

El comunicador contó su testimonio de lo vivido, al igual que miles de personas que estaban atrapadas en el techo de sus viviendas.

“Solo cuando se vive en carne propia uno se da cuenta lo dramático que es vivir una experiencia de esas, ver cómo las embravecidas aguas arrasaban con lo que uno ha venido construyendo, uno se quebranta, llora, y escuchar a los vecinos gritando por ayuda y saber que nadie se acerca es triste”, relató entre lágrimas.

El sector de la Planeta ha sido uno de los más afectados en el municipio de La Lima, donde miles de familias no lograron salir ante la crecida de uno de los afluentes del río Chamelecón, y fue hasta ayer que los equipos de rescate llegaron a varias colonias para salvar a las personas que tenían más de dos días de estar atrapadas. Guzmán comentó que después de pasar varias horas de angustia llegó un momento en que dijo: “Dios, que se haga su voluntad”, porque pensó que en ese lugar podría morir.

“Vimos familias enteras que buscando sobrevivir se subían en los árboles. Es lamentable, fueron momentos tristes. En el día no soportábamos el calor del techo; no sé de dónde me salió tanta orina para poder mojarme los pies y soportar el calor de las láminas”, relató entre lágrimas y con su voz entrecortada.

Elvis agregó que poco a poco fue perdiendo fuerza y a los cuatro lados del techo de su casa se desesperaba por solo mirar agua, pero fue hasta ayer que después de casi perder la esperanza se acercó una lancha y sacó fuerzas para gritar y pedir ayuda, lo que fue su nueva oportunidad de vida al ser rescatado y salir al fin a tierra firme.