07/12/2022
12:06 AM

Más noticias

Honduras entrará al mercado para vender créditos de carbono

Son unas 7.7 toneladas de dióxido de carbono que el país está listo para vender en el mercado internacional el próximo año, aseguró el ministro de Ambiente.

Tegucigalpa

Durante la Cumbre del Cambio Climático que se desarrolló en Egipto resurgió la venta de bonos de carbono por ingresos.

La huella de carbono es la cantidad de toneladas de dióxido de carbono (CO2) que todos los países producen por las diferentes actividades, los más desarrollados, entre ellos, Estados Unidos, China, Japón y la Unión Europea, que son los que más generan este gas de efecto invernadero causante del calentamiento global.

Para reducir su huella de carbono, los países desarrollados compran créditos a países que absorben CO2 a través de los bosques. Con el objetivo de generar nuevos ingresos, Honduras estaría entrando el próximo año a ese mercado.

Regístrese aquí

Conforme a las autoridades de Ambiente, los niveles de referencia de captura de carbono en el país establecen que hay 7.7 millones de toneladas de dióxido de carbono capturadas, esas estarían entrando al mercado para venderlas como créditos a países y empresas que buscan reducir su huella de emisión, indicó a LA PRENSA Lucky Medina, ministro de la Secretaría de Recursos Naturales (Serna).

" El Gobierno está listo para colocar los bonos de carbono en esas fuentes de crédito internacional. "

Son 1.8 millones de toneladas que se captaron entre 2016 y 2018, que ya están listas para ponerlas en el mercado, mientras 5.9 millones de toneladas que se capturaron entre 2020 y 2022 entrarán en revisión por parte de un equipo de Naciones Unidas para el Cambio Climático a partir de enero, detalló Medina.

Parte del dinero que se obtenga de las transacciones será utilizado para la creación de “empleos verdes” en zonas rurales con el objetivo de seguir preservando los bosques.

“El Estado ha decidido que el dinero va a ingresar a la caja única del tesoro y deberá ser redistribuido para la generación de empleos verdes de la gente que está en las comunidades donde durante décadas o siglos han cuidado los bosques y esas áreas protegidas puedan tener empleo digno por esos pagos de conservación, eso es avanzar y apuntar hacia la justicia climática”, indicó el ministro.

Otra parte del dinero será invertido en programas de recuperación de ecosistemas y construcción de infraestructura resiliente ante los fenómenos naturales.

“A partir de este año formamos parte de la coalición de países con bosques tropicales, somos 52 países en total. Dentro de la coalición hay fondos de países nórdicos como Noruega y Suecia que están interesados en hacer transacciones con países en vías de desarrollo, también hay algunas empresas que están en total disposición para comprar créditos de carbono”, expresó el ministro.

Para saber

La venta se haría bajo el mecanismo Redd+, un sistema transparente de las Naciones Unidas que correlaciona la protección forestal.

Los créditos tienen una base referencial dependiendo del año en el que fueron capturados, es así que el valor de los créditos de años anteriores es de entre 15 y 18 dólares por cada crédito.

Los de años más recientes andan por arriba de los 20 dólares su precio.La cobertura forestal en Honduras es de cerca de 56%, por lo que al entrar al mercado de bonos de carbono se requiere la protección y preservación de este recurso, es así que la administración ha presupuestado unos 800 millones de lempiras para la reforestación y recuperación de cuencas.

A criterio del experto en cambio climático, Marlon Escoto, el financiamiento climático es el camino viable para Honduras.

“Honduras tiene 90 áreas protegidas, entonces el país podría calcular cuánto dióxido de carbono mantienen esas áreas protegidas y como país podría ir a un mercado para generar créditos”.