TEGUCIGALPA.

La depresión tropical número 14 continuaba avanzando por las costas del Caribe hondureño en dirección a la península de Yucatán, México, y se espera que para hoy se fortalezca convirtiéndose en la tormenta tropical Marco.

Las bandas nubosas que acompañan al fenómeno provocarán lluvias y chubascos de moderados a fuertes con actividad eléctrica en el centro, suroriente, suroccidente del país durante el día de hoy, para el domingo las lluvias se van a concentrar con más intensidad en la zona sur y occidente del, explicó Francisco Argeñal, jefe de meteorología de Copeco.

“De todos los sitios donde va a llover más será en el sur, porque tenemos justamente para el lunes la tormenta tropical Laura que se está acercando a Florida y Marco a Lousianna en Estados Unidos; ambos sistemas harían que la zona intertropical de convergencia se acerque a la costa pacífica centroamericana y pueda ocasionar bastantes lluvias continuas en la parte sur del país”, detalló Argeñal.

Las lluvias en La Mosquitia y la costa de Colón no fueron de mayor intensidad, por lo que no se registraron daños.
Las condiciones lluviosas seguirán en el país hasta el martes, debido a los remanentes del fenómeno.

Durante este fin de semana se pronostican cielos nublados en la mayor parte del país. Las temperaturas bajarán al menos dos grados, para la zona del Caribe se esperan 31 grados centígrados; 33 para el Valle de Sula, 28 en la zona oriente, para el centro 29 grados; en Tegucigalpa las máximas serán de 27 grados, en Choluteca se esperan 32 grados, mientras en La Esperanza se prevé 20 grados.

Sin daños

El paso de la depresión tropical no causó incidentes en las costas de Gracias a Dios ni Colón, dijo el jefe de meteorología. “Las condiciones de peligro en el norte ya pasaron, ahora donde se puede tener amenaza es en la zona sur y la vertiente pacífica del país”, agregó.

Ayer por la noche la depresión se ubicaba a 300 kilómetros al noreste de La Ceiba, alejándose de las costas hondureñas; se prevé que la mañana del domingo llegue al golfo de México adonde se podría convertir en huracán.