Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández compareció anoche en cadena nacional de radio y televisión para anunciar que la Ley de Protección Social que entra en vigor el 4 de septiembre contempla beneficios sin precedentes para los trabajadores de Honduras.

Habló de los beneficios que trae la legislación, como que cada trabajador que labore en una empresa tendrá depositado en una cuenta individual a su nombre un adelanto equivalente a la mitad de las prestaciones laborales que le corresponden, las cuales deberán ser depositadas de forma mensual por el patrono.

“Este beneficio, entre otros, es algo nuevo que hasta ahora no estaba contemplado en las leyes”, agregó el mandatario.

Esta cuenta especial o cuenta de reserva está a nombre de cada trabajador y es constituida de cada empresa con una aportación del 4%.

Aunque está a nombre del trabajador, no puede ser tocada, ya que constituye parte del pasivo laboral. Sin embargo, sí explicó que hay varias vías para que el trabajador pueda usar esos recursos.

Detalló que ese dinero podrá ser utilizado como garantía para préstamos de vivienda, préstamo personal, para pagar deuda, para créditos de salud y para educación, entre otros. Explicó que se trata de un beneficio anticipado en dinero que tendrá depositado cada trabajador en una cuenta especial a su nombre.

“Al final, cuando el trabajador termine su relación laboral con la empresa, recibirá la totalidad de las prestaciones que le correspondan, más los intereses que le haya generado el anticipo durante el tiempo que ese dinero estuvo depositado”, aseguró el presidente Hernández.

El gobernante anunció la vigencia de la ley tras una serie de dudas en diversos sectores que temen que afecte las conquistas de la clase trabajadora hondureña.

“He pedido a los representantes del Gobierno que en la próxima reunión del Consejo Económico y Social soliciten al sector privado y al de los trabajadores que se definan los plazos de implementación de este beneficio”.

“Hago un llamado a los trabajadores del país para que se mantengan vigilantes del cumplimiento de este nuevo derecho que les garantiza esta ley”. Agregó que “es importante aclarar que los empleados del sector gubernamental seguirán con los mismos beneficios como los que han tenido hasta ahora, protegidos por la Ley de Servicio Civil y los acuerdos pactados”.

Sostuvo que en el caso del Gobierno, cualquier ministro podrá negociar y pactar el pago de prestaciones de sus empleados.

“Quiero agradecer en nombre de los trabajadores de Honduras y sus familias a todos los honorables diputados que votaron para que se aprobara esta importante ley, así como a todos los sectores que participaron activamente en las discusiones y la socialización que produjo el consenso para su aprobación”.

Para cualquier consulta o aclaración pueden abocarse a la Secretaría del Trabajo o llamar al 2235-8450. “Igualmente, empresas y empleados pueden solicitar a la Secretaría asesoría y acompañamiento necesario”, concluyó.