Más noticias

Funes: El Salvador no tiene capacidad para enfrentar a Honduras

El presidente de El Salvador reconoció que su país no tiene capacidad para enfrentar a Honduras militarmente en caso de que decidiese recurrir a la fuerza para reclamar la isla Conejo.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reconoció esta tarde que su país no tiene capacidad para enfrentar a Honduras militarmente en el caso que decidiese recurrir a la fuerza aérea para reclamar como suya la soberanía de isla Conejo, según el sitio lapagina.com.sv.

Aclaró que no es esta la intención de Honduras y que todo se está ventilando en la parte diplomática.

'Lo que dijo Munguía Payés es que pasaba si Honduras tomaba la decisión de realizar un ataque aéreo. Lo que tenía que decir es en base a la realidad de nuestra Fuerza Armada... tenemos en tierra un flota de aviones inservibles, por eso hemos hecho gestiones con Chile para la compra de una docena de aeronaves que fortalecerían el balance militar', detalló.

'Tiene razón (Munguía Payés) cuando dice, si en todo caso se les ocurre elevar aviones nuestra fueza aérea no podría hacerle frente más allá de lo que nos donó el gobierno de EE.UU.', añadió el mandatario.

Funes reconoció además que la actual flota aérea del país es utilizada en su mayoría para ser exhibida en show aéreos. 'En ese sentido sí estamos en desbalance con Honduras', acotó.

El ministro de Defensa de El Salvador, David Munguía Payés, aseguró que la presencia de militares hondureños en isla Conejo es una “amenaza” que no pueden disuadir por que Honduras tiene mayor equipo bélico que el vecino país.

'Siempre es una aspiración de nosotros tener buenos equipos y tener buen armamento porque no es cierto que no tenemos amenazas a la seguridad territorial: ahí tenemos el ejemplo de la isla Conejo, el golfo de Fonseca, siempre será una amenaza”, dijo el funcionario salvadoreño.

Payés indicó que El Salvador solo tiene dos aviones militares, mientras que Honduras tiene una flota de 25, lo que demuestra un desequilibrio de fuerzas en el caso de que ambos bandos tengan algún enfrentamiento.

“La Fuerza Aérea Hondureña (FAH) tiene la capacidad de incursionar en El Salvador y en 40 minutos destruirnos presas, objetivos estratégicos y atrasar el desarrollo 20 años del país. En una decisión apresurada, los hondureños lo pueden hacer y ya nos quedamos fregados”, expresó.

Luego prosiguió con un lenguaje con tintes bélicos: “Entonces, si no disuadís, ¿qué vas a tener? Se disuade mostrando un poquito de fuerza, porque si te miran débil te golpean, si te miran fuerte te respetan”, acotó el Ministro.

Para Munguía Payés, que El Salvador posea la isla Conejo, significaría tener el control de tres kilómetros alrededor de ella y lamentó que se tenga que pedir permiso a Honduras para navegar “en aguas que supuestamente son de El Salvador”.

Las declaraciones de Payés parecen subirle el tono a la retórica que los gobiernos de Honduras y El Salvador han sostenido por Conejo en las últimas semanas, tras dos actos (uno oficial y otro político) en los que se izó la bandera de Honduras en la isla el mes pasado.

La semana pasada el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, dijo que aprovecharía la XXIII Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Estado en Panamá para hablar con su homólogo hondureño para discutir la posesión de isla Conejo. Pero Lobo replicó que no había nada que negociar porque el islote siempre ha sido de Honduras.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) emitió un fallo el 11 de septiembre de 1992 mediante el cual puso fin a un diferendo territorial entre Honduras y El Salvador y no se pronunció sobre isla Conejo porque históricamente le ha pertenecido a Honduras.

Aunque aseguró no conocer las declaraciones de Payés, el ministro de Defensa Marlon Pascua, se mostró preocupado por la nueva ofensiva salvadoreña para reclamar Conejo.

“Lamento mucho que sigan pensando de esa manera, en este caso la isla Conejo o la península conocida como isla Conejo pertenece a Honduras, así ha sido siempre y en este caso no hay discusión al respecto y lamentamos mucho de que ellos todavía sigan pensando de esta manera”, expresó.

Por su lado, la canciller Mireya Agüero, resaltó que desde hace 32 años comenzó un proceso de cooperación bilateral entre Honduras y El Salvador tras la forma del Tratado General de Paz, aunque eso no debe no debe de significar demora en el cumplimiento del fallo de la CIJ.