Tegucigalpa, Honduras.

“Le corresponde a la Secretaría de Seguridad dar una conferencia de prensa para que explique la veracidad o desmienta estos hechos. Es grave que de nuevo se pone en evidencia el error que se comete, al tomar elementos policiales y sin una correspondiente prueba de confianza y se crean unidades que deberían de tener altísima confianza”, dijo Julieta Castellanos, rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

En base a lo anterior, la rectora apuntó que lo que se evidencia es un fracaso en la estrategia de seguridad.

“Este es un refrito nada más de policías que sacan de unos grupos para formar otro, pero que son los mismos. Cuando en un decomiso personas o funcionarios se quedan con los bienes, esto puede generar más violencia, porque después que pasa un hecho como este, esos enriquecimientos súbitos que se dan pueden provocar nuevas extorsiones y otros hechos de violencia porque los afectados siempre tienen gente que actúa para recuperar estos fondos”.